Pelea de Gallos

El pasado sábado tuve la oportunidad de platicar largo y tendido en mi programa de radio con Adolfo 'Bofo' Bautista.

El pasado sábado tuve la oportunidad de platicar largo y tendido en mi programa de radio con Adolfo “Bofo” Bautista, donde revelaba toda su inconformidad sobre la situación con el Querétaro. El jugador dijo abiertamente que primero se le llamó para decirle que interesaba al técnico Carlos de los Cobos, se le prometió un salario y cuando pidió firmar contrato, le dieron largas, pero igualmente lo presentaron ante la afición y medios, y se integró de inmediato a la Pretemporada. Todo marchaba conforme a la normalidad dictaba. Apenas el viernes anterior, según la versión de Bautista, cuando llegaría después de más de 15 días de entrenar, por fin el momento de firmar el contrato, resulta que esos 30 pesos que le habían prometido y que conjuntamente habían acordado, ya eran más bien algo así como 10. Lógicamente el jugador se molestó y al pedir que se le respetara el acuerdo, la Directiva le comunicó que tomara eso, porque de todos modos no entraba en planes y que claramente se le había dicho que sólo estaba a prueba. Posteriormente vinieron las denuncias de Bautista: 1.- ¿Cómo era posible que un jugador con su experiencia y nombre en nuestro futbol y que además ya había tenido un pasado importante con el club, fuera a estar a prueba? 2.- El dinero que iban a utilizar para pagarle, mejor sería destinado para regresar a Carlos Bueno, y esta era una buena forma para desplazarlo. 3.- La Directiva de Querétaro había hecho lo mismo que con él, con muchos jugadores, en su mayoría extranjeros, dejándolos vestidos y alborotados. El problema con el "Bofo" es que como le pasa esto después del draft, obviamente no puede contratarse con algún otro equipo de México, y tendrá que buscar jugar en Estados Unidos o Sudamérica. Apenas ayer me encontré con Ulises Zurita, Presidente del Querétaro, quien me dio una versión totalmente opuesta de los hechos. De entrada aseguró estar totalmente desilusionado del "Bofo", y utilizó la analogía sobre cómo se siente alguien cuando le abres las puertas de tu casa a una persona y luego te queda mal. Dijo que siempre se le mencionó al "Bofo" que estaría a prueba con el equipo, y que Carlos de los Cobos determinaría si se quedaba o no, al final, no le llenó el ojo al timonel, y eso siempre estuvo claro tanto para el “Bofo” como para su representante. Es más, Zurita hizo hincapié que lo que Adolfo estaba haciendo era difamación y que incluso eso significa una falta en el código penal, pero que aun así lo estimaba y que entendía que sólo hablaba por la calentura de haber sido cortado del equipo –aunque le dio su raspón afirmando que eso era una irresponsabilidad-. Siempre fue enfático el mandamás Gallo en que la relación no se dio directamente con el “Bofo” y que su representante –que fue con quien se negoció- siempre estuvo al tanto de todo. Finalmente negó rotundamente que esto haya pasado con otros jugadores y que la lana de Bautista se usara para traer a Bueno. Ahí están las dos versiones, y ahora depende de cada uno de ustedes decir qué gallo es el bueno, y a quién le creen. A mí de entrada me parece muy raro y creo que las dos partes pueden tener algo de razón. Lo cierto es que mientras seguimos buscando implementar cosas mafufas en nuestra gloriosa Liga MX, los pleitos entre directivos, representantes y jugadores continúan a la orden del día. ¿No sería una buena solución buscar mejoras en estos temas, en vez de andarse preocupando por Torneos de Copa o por quitar los 0-0?... ¿Ustedes, cómo la ven?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas