Ganar ¿una obligación?

Es muy común en el medio del fútbol la frase de 'tenemos la obligación de ganar', expresión alejada de la realidad, más bien se debe jugar para ganar.

Es muy común escuchar en el medio del fútbol a periodistas, entrenadores, jugadores, directivos y aficionados, la frase ya muy trillada: "tenemos la obligación de ganar", que me perdonen todos ellos, pero no hay expresión más alejada de la realidad que esa.

Se gana por diferentes factores y circunstancias, se gana por tener mayor capacidad individual y colectiva, la cual hará que te equivoques menos y aciertes más que tu oponente, pero aún así, eso no le garantiza a ningún equipo en el mundo que se sienta obligado, salir con la victoria, hay muchas variables, aciertos y errores individuales, un mal arbitraje, expulsiones que dejan a los equipos en desventaja frente a su rival.

La obligación de todo equipo de fútbol pasa por el compromiso con su afición de tener un comportamiento profesional durante el juego, de mostrar entrega total por alcanzar la victoria y un estilo de juego que agrade a sus fanáticos, así seguramente estará más cerca del triunfo.

Lo que sí es una obligación es jugar para ganar, todavía recuerdo cuando iniciaba mi carrera en el Club de Fútbol América y mi entrenador Don José Antonio Roca (qepd) amigo y maestro, (quien me debutara en Primera División), me llamó y me dijo: "Carlos, tú juegas por jugar, debes aprender a jugar para ganar", una gran verdad que me hizo cambiar mi percepción del juego, es decir, yo jugaba para agradarme a mí mismo, sin pensar en el equipo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas