El dólar golpea a Juegos Olímpicos

En el año 2009 cuando fue electa la ciudad de Río de Janeiro para ser sede de los Juegos Olímpicos del año 2016, se tenía por parte de los cariocas una gran proyección pública internacional.

En el año 2009 cuando fue electa la ciudad de Río de Janeiro para ser sede de los Juegos Olímpicos del año 2016, se tenía por parte de los cariocas una gran proyección pública internacional que los hacia el epicentro del deporte mundial al haber obtenido la sede del Campeonato Mundial de Futbol de FIFA 2014, enmarcados por la popularidad de, en ese entonces, su presidente Luis Ignacio Lula Da Silva que supuestamente encaraba la superación de la pobreza mediante indicadores discutibles y su programa hambre cero.

Trascurridos un poco más de seis años, la depreciación de la moneda brasileña, el real, ha sido de más del 75 por ciento y en el último año la inflación ha sido del 10 por ciento e incrementándose. Se calcula que Brasil está invirtiendo unos 10 mil millones de dólares para la organización de los Juegos Olímpicos con fondos públicos y privados, lejos, por ejemplo, de los 51 mil millones de dólares que se gastaron para los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.

Los organizadores de los Juegos se están reuniendo con las federaciones internacionales de diferentes disciplinas, para hacer modificaciones a las instalaciones y así disminuir la infraestructura de las competiciones deportivas, fundamentalmente de graderías, entre otros aspectos, reduciendo también el uso de voluntarios, medios de transporte, aspectos logísticos y tendrá que ser un gran patrocinador el que otorgará la ayuda para las ceremonias de inauguración y clausura, de tal magnitud es el problema que los organizadores querían cobrar el aire acondicionado a los atletas, y lo que es un hecho es que en la villa olímpica no habrá televisores.

Es cierto que hay una crisis global con la apreciación del dólar ante todas las divisas del mundo, una caída catastrófica de los precios del petróleo, una recesión trascendente en China y una lucha internacional contra el terrorismo en donde la comunidad deportiva del mundo se ve afectada por la falta de recursos en la difusión, promoción, preparación y organización del deporte, este efecto no tiene fronteras.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas