Árbitro Pérez mostró falta de personalidad, por segunda vez

Dicen que es de sabios cambiar de opinión, pero cuando se es árbitro central definitivamente no debería aplicar la frase.

Dicen que es de sabios cambiar de opinión, pero cuando se es árbitro central definitivamente no debería aplicar la frase. Jorge Antonio Pérez demostró, por segunda vez en su carrera, la falta de personalidad para sostener sus decisiones.El árbitro central del duelo entre Toluca y Atlas, este domingo, decidió decretar una pena máxima después de “una mano” de Jordan Silva; unos minutos después se retractó del hecho.El silbante había marcado la falta del jugador mexiquense sin dudar ni un segundo; cuando se percató de la mano, se plantó en el césped y señaló el manchón penal.  De inmediato los jugadores del Toluca se acercaron para reclamar una decisión que a su parecer era injusta.En ese momento Pérez ya escuchaba por la diadema de comunicación que su decisión no era la correcta; así después de unos minutos decidió reanudar el juego con bote a tierra.Es verdad que la decisión de marcar penal es dudosa, desde mi perspectiva jamás existió una mano deliberada por parte de Jordan; pero la crítica va más allá de la percepción sobre una jugada.El hombre de mayor autoridad dentro del terreno de juego no puede dudar ni un segundo sobre lo que está marcando, hacerlo sólo demuestra la falta de concentración; sin duda puede permitírsele no haber visto una acción y entonces ser ayudado por alguno de sus dos Auxiliares o el Cuarto Árbitro, pero retractarse en sus decisiones suena imperdonable.La situación se vuelve delicada cuando es la segunda ocasión en que Pérez decide no marcar una pena máxima. La primera vez que lo hizo fue en el Apertura 2013, en el duelo entre Puebla y Toluca, en ese entonces, decidió marcar un penal a favor de los Diablos Rojos por una falta sobre Benítez; sin embargo, minutos después indico saque de puerta.En nueve partidos dirigidos, en el presente torneo, Pérez no ha destacado por tener buenas actuaciones, de hecho, en el Ranking de Árbitros elaborado por Armando Archundia, apenas suma un buen partido, cuatro con “tarjetas amarillas” y tres con “tarjeta roja”; lo que lo coloca en el lugar número 13 de 20 posibles.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas