La fría realidad de las Barras en México

El jueves observaba con tristeza las imágenes del duelo entre Boca Juniors y River Plate.

El jueves observaba con tristeza las imágenes del duelo entre Boca Juniors y River Plate donde delincuentes rociaban con gas lacrimógeno el túnel que llevaba a los jugadores de River del vestidor a la cancha.Las imágenes me sorprendían pese a que en Argentina los brotes de violencia han sido constantes. Agradecí que en México no llegáramos a dichos extremos pero tan sólo unos días después la realidad cayó con frialdad en el fútbol azteca.La dinámica argentina invadió México a finales de los 90 con la creación de la "Ultra Tuza"; la Directiva del Pachuca buscaba entonces animar los estadios de fútbol con cánticos, generados por grupos de jóvenes.Después el concepto se deformó. Así nacieron las Barras Bravas como la "Barra 51" del Atlas que este domingo protagonizó una de las peores páginas en la historia del fútbol mexicano.Los pseudoaficionados que integran la "Barra 51" y que este domingo invadieron la cancha para tratar de golpear a los jugadores que representan al Atlas, deberían ser expulsados del fútbol mexicano; gente como ellos sólo le hace daño a un espectáculo que en México se aferra a seguir siendo familiar.Después del hecho Gustavo Guzmán, Presidente del Atlas, aseguró que la "Barra 51" esta suspendida de manera indefinida. Pero lamentablemente en el fútbol mexicano las palabras pronto se borran y dejan de tener efecto.En esta era digital ni siquiera @deciodemaria o @LigaBancomerMX se pronunciaron por el hecho. Espero que este lunes lo hagan tomando medidas severas, como las de CONMEBOL eliminando a Boca Juniors de la Libertadores por el comportamiento de su afición.Evidentemente la medida no aplica con el Atlas eliminado de la competencia, pero sí debería repercutir el hecho en el próximo torneo.Y por supuesto, los encargados de la seguridad deberán de revisar sus protocolos y mejorarlos.Del árbitro, Francisco Chacón, ni siquiera me dan ganas de hablar; no puedo creer que haya decidido reanudar el juego cuando claramente no había garantías para los jugadores en el terreno de juego, simplemente una imprudencia total.Lo sucedido en el Jalisco se tiene que analizar a fondo; desde nuestra trinchera no dejaremos el tema, publicaremos fotos de los pseudoaficionados e informaremos de las medidas a tomar. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas