Momento de poner fin a una era

El 2015 no ha sido para las Selecciones Nacionales un año de éxito, el panorama cada día se ve más gris para los diferentes combinados nacionales en competencias internacionales.

El 2015 no ha sido para las Selecciones Nacionales un año de éxito, el panorama cada día se ve más gris para los diferentes combinados nacionales en competencias internacionales; desde la Mayor hasta la Sub-20 tuvieron actuaciones ridículas, a ellas se les suma la de la Selección Femenil.

Después de que las seleccionadas mexicanas no ganaron ni un partido y regresaron al concluir la Fase de Grupos en el Mundial de Canadá 2015, se habló sobre la salida de su estratega Leonardo Cuéllar tras 16 años de mandato.

El tema se avivó cuando la jugadora Charlyn Corral pidió un cambio en la Dirección Técnica, pero terminó por morirse cuando la Federación aseguró que Cuéllar y Charlyn habían tenido una charla donde los desacuerdos se solucionaron.

El equipo femenil regresará a Canadá para jugar los Panamericanos 2015; el reto es superar la Medalla de Bronce lograda en Guadalajara 2011, pero más allá de ello es real que la escuadra femenil necesita un cambio urgente.

Admiro y aplaudo las intenciones de Cuéllar, quien desde el ‘98 trató de hacer del fútbol femenil un éxito. Pero su mandado ha caducado, se necesitan nuevos ojos, nuevas técnicas, nuevas formas de trabajo.

Cuéllar debería hacerle un favor a la Selección que con tanto cariño ha llevado, y dimitir. Encontrar un nuevo estratega no será fácil, nunca lo es, pero mujeres como Andrea Rodebaugh, quien dirige a las Xolas que participan en la Liga Femenil de Estados Unidos, podrían ser opciones.

El cambio es necesario cuando los años caen sin ser acompañados por éxitos.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas