Fidel debe estar fuera de los estadios

La agresión verbal y física de Fidel Kuri Grajales está lejos de ser un acto aceptado en el futbol mexicano.

La agresión verbal y física de Fidel Kuri Grajales está lejos de ser un acto aceptado en el futbol mexicano. El dueño de Veracruz, si resulta ser que el organismo del balompié azteca sí lo tiene registrado como tal, debe ser desafiliado de manera inmediata.

Más allá de las decisiones polémicas que han tomado los silbantes en duelos de Veracruz, América, Cruz Azul, etc, etc, etc (entiéndase en todos los equipos de Primera División han sufrido de lo mismo en algún momento), no se pueden tener este tipo de conductas dentro de la Liga mexicana.

La carta redactada por el Sr. Kuri donde se disculpa por su actuación, no debe servir de nada porque su comportamiento no cabe en el balompié y porque le ha demostrado al futbol mexicano el poco respeto que le tiene.

Desde enero del 2015 la Federación Mexicana de Futbol le pidió elegir entre la política y el balompié, él sin dudar optó por lo primero para alcanzar así ser Diputado Federal y después Secretario de la Organización del Comité Directivo Estatal del PRI.

Se suponía que su papel de dueño del Veracruz quedaría a un lado, pero lo que ocurrió fue distinto. En abril del año pasado el INE lo amonestó por usar al equipo para promover su campaña política.

Fidel Kuri no debe volver a entrar a un estadio de futbol, no debe hacerlo porque su conducta es inaceptable y no porque ha demostrado tenerle poco respeto al balompié mexicano.

 

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas