Análisis arbitral de la J8

Tenemos que señalar hechos arbitrales trascendentes que tuvieron influencia en el resultado del juego en mayor o menor medida.

En La Jornada 8 del futbol mexicano de la Liga MX, salvo en dos partidos que fueron Jaguares-Toluca que dirigió Marco Rodríguez y en el Puebla-Monterrey que arbitró Mauricio Morales y en América- Santos de Luis Enrique Santander, tenemos que señalar hechos arbitrales trascendentes que tuvieron influencia en el resultado del juego en mayor o menor medida. Por ejemplo en Pachuca- Monarcas el primer gol del local, Borja se encuentra en posición adelantada al momento del disparo a gol desde larga distancia por uno de sus compañeros y aunque el balón rebota a un defensa le cae a él y gana ventaja de su posición para anotar. Debió anularse este tanto por fuera de lugar. El asistente Carlos González no lo ve y deja correr la acción por lo que su calificación es de 6.4 para él ya que influye en el trabajo de Erim Ramírez.

En el juego León-Guadalajara, Roberto García tiene un trabajo con muchos desaciertos pues empezando, en el minuto uno deja de sancionar una falta contra Marco Fabián en que le dan un golpe con la cadera para detenerlo haciendo que caiga aparatosamente cuando trataba de penetrar al área y es allí dónde se lastima el hombro izquierdo que lo deja fuera del partido pocos minutos después. Era falta que no sancionó y además tarjeta amarilla por acción antideportiva. Dejó de sancionar varias faltas más en los primeros minutos, error que nace en la idea que hoy a marcado la Comisión de Árbitros de darle más continuidad al juego, lo que obsta para dejar de marcar jugadas que son claras faltas. El error más importante sobreviene en el minuto 32 de la primera parte en que deja a las chivas con 10 hombres, expulsando a Báez por plancha pero en realidad fue al balón y el jugador leonés que quiere despejar el balón y tienen un contacto accidental. Sucede lo mismo en el minuto 79 cuando expulsa a Jonny Magallón, cuando éste juega el balón y por la inercia de la acción toca a su adversario, pero como una acción totalmente accidental también. Si bien aplica el mismo criterio se equivoca en los dos casos. Calificación 6.8 . Raro en él.

América-Santos fue dirigido por el novato Luis Enrique Santander quien realizó un muy buen trabajo y a pesar de que haya quien sostenga que pudo ser falta de “Chucho” Benítez, previo al primer gol de las Águilas, en realidad hay un contacto en el aire pero no se apoya sobre el defensor ni lo desplaza. Él estaba cerca de las acciones, deja seguir y luego viene el disparo que pega en el travesaño y adentro de la línea de meta por lo que el asistente dos, Hugo Bonilla, le apoya de excelente manera para validar un gol legítimo. Calificación de ambos 8.2.

Jesús Fabricio Morales en Tigres-Cruz Azul señaló muy bien un penal a los siete minutos de iniciado el partido por falta clara en el área apoyado en su asistente dos, Oscar Martínez. Después perdónó a Carlos Salcido, que cometió varias faltas y nunca lo amonestó cuando más de dos veces debió hacerlo. Anula un tercer gol Tigres y no se explica por qué ya que no se observa falta alguna. Calificación 7.4.

Atlas-Querétaro dirigido por Ricardo Arellano quien cometió un error grave al no sancionar un claro penal contra Matías Vuoso, que lo enganchan en el área y estando cerca deja seguir las acciones. Calificación 6.8.

Alfredo Peñaloza en el Pumas-San Luis dejó en el campo a Espinoza de Pumas que ya estaba amonestado desde el 47’, luego cometió otra falta jalando y deteniendo al adversario que debió recibir la segunda amonestación. Juzga jugadas iguales con diferentes criterios como en el caso de Jehú Chiapas que metió una plancha y sólo la sancionó con tiro libre, nada más y en  caso de Aguirre que hace la misma falta lo amonestó al 52’.Miguel Ángel Ayala tiene una calificación de 7.2.

No ha sido muy buena la Jornada 8 para los árbitros en general.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas