Análisis arbitral de las Semifinales

Lista una gran Final entre América y Cruz Azul y menciono primero a las Águilas porque quedaron en mejor posición en la tabla y el juego de vuelta será entonces en el Azteca.
Lista una gran Final entre América y Cruz Azul y menciono primero a las Águilas porque quedaron en mejor posición en la tabla y el juego de vuelta será entonces en el Azteca. Un gran marco para una gran final también. 
 
En el análisis arbitral de la Liguilla, en términos generales, podemos decir que ha sido muy bien arbitrada mejorando con mucho lo hecho durante la temporada regular. Como en toda ocasión habrán  algunas jugadas que pudieran ser discutidas o que bien fueron equivocadas, pero nada que  fuera directo al marcador o que por ellas se quedara algún equipo fuera de competencia.
 
Eso es lo más positivo pero además tuvimos  también algunos trabajos arbitrales de muy buen nivel en dónde se le dio continuidad al juego, apareciendo sólo cuando fue necesaria la presencia arbitral para mantener el control sancionando correctamente; al punto que los jugadores entendieran que tenían que dedicarse al juego. También hay que señalar que los jugadores y técnicos se comportaron a la altura de los acontecimientos comportándose adecuadamente y dedicándose a jugar dentro del espíritu de juego y del fair play. Tuvimos partidos como  América -  Monterrey con un muy bajo índice de faltas al punto que sólo se señalaron 17 en todo el juego. Solo un poco arriba  del promedio por partido. Desde el punto de vista del trabajo arbitral destacaron varios  que estuvieron inclusive por encima de las actuaciones que realizaron en el torneo regular. Por ejemplo José Alfredo Peñaloza en Monterrey- Tigres que condujo con mucha propiedad el partido.
 
Otras actuaciones destacadas han sido las de Jorge Antonio Pérez en su segunda aparición en Monterrey – América que no me parecía que debía repetir pues su calificación en el Atlas- Santos no debía ser buena ya que permitió algunos golpes fuertes y un penal claro no señalado con Omar Bravo de Figueroa al empujarlo dentro del área cuando intentaba rematar a gol que ameritaba el penal y además la tarjeta roja para el jugador de Santos. Pero hay que resaltar que en Monterrey estuvo bastante acertado.
 
Jorge Isaac Rojas y Fernando Guerrero tuvieron detalles que los dejaron fuera de toda posibilidad, Jorge en Cruz Azul – Monarcas dejó varias faltas fuertes que algunas se pasaron por alto y en otras se quedaron cortas algunas tarjetas y Fernando en Pumas – América le pasó algo similar especialmente en la no expulsión de “Pikolín” cuando cometió una falta al borde  del área sobre Benítez para impedir una manifiesta oportunidad de gol.
 
Quienes realmente hicieron dos trabajos destacables en  sus presentaciones en la liguilla fueron César Ramos  y Paul Delgadillo quienes merecerían estar en las dos finales entre América y Cruz Azul en ese orden, César en la ida y Paul en la vuelta. 
 
Pasando a analizar César estuvo muy acertado en Santos- Atlas, tiene una gran condición física, se desplaza muy bien dentro del campo para estar cerca de las jugadas y en el ángulo de visión que le permitió siempre decidir con acierto. En su segunda presentación en Santos - Cruz Azul mejoró todavía más su actuación y con gran categoría y personalidad condujo el juego a buen término. Además fue también el mejor en el torneo regular.
 
Por último Paul destacó mucho en Monarcas - Cruz Azul y especialmente en América - Monterrey  en que realizó decisiones acertadas en jugadas difíciles de apreciar como en la de Meza en el área con Benítez en que primero toca el balón y luego hace contacto con el americanista, dejando seguir la acción porque no había penal. O en el momento en que señala el penal de Basanta sobre Sambueza que de manera imprudente se barre y con la rodilla derecha hace contacto con el jugador águila. Eso le dio rumbo y sentencia al partido.
 
Hay que esperar porque luego la Comisión de Árbitros ve las cosas diferentes.
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas