Análisis arbitral de la Jornada 5

La Comisión de Árbitros tiene por costumbre tomar un árbitro de acuerdo con sus preferencias y ponerlo en todos los partidos no importando las consecuencias de sus malos trabajos.
La Comisión de Árbitros tiene por costumbre tomar un árbitro de acuerdo con sus preferencias y ponerlo en todos los partidos no importando las consecuencias de sus malos trabajos consecuencia de su pobre preparación. Así lo ha venido haciendo en las últimas temporadas y luego de varios torneos en que hasta los llevan a internacionales con pocos partidos. 
 
Pero cuando ya el clamor popular es que sus actuaciones son muy desafortunadas o  van en contra de sus propios intereses; terminan por quitarles el gafete o hasta darlos de baja. Ejemplo muchos de ellos, Arrellano, Fabricio Morales, Miguel Ángel Flores, Miguel Ángel Ayala, Miguel Ángel Ortega, Rafael Medina, Erim Ramírez, Francisco Chacón, bueno la lista es interminable pero me llevaría toda la columna solo con los nombres y no podría expresar los conceptos. 
 
Algunos otros les dan 4 o 5 partidos y los desaparecen (otra larga lista pero no caben ya en este espacio). Estadísticamente esta y la anterior (hay conexión directa entre ambas) han sido las Comisiones que más altas y bajas han dado en la historia del arbitraje mexicano en tan poco espacio de tiempo. Pero total, no importa porque jóvenes con ganas y esperanzas  de llegar hay muchos y además se prestan para esta situación.  En fin, parecen como modas. Lo que no se entiende es como se ha permitido que cada jornada se pongan en riesgo los intereses y las inversiones de todos,  con este tipo de situaciones. 
 
Hoy el que está de moda es Jorge Pérez que lo ponen cada jornada sin importar nada lo que haya hecho deficitariamente en la anterior. Señalamos como en el partido de Puebla-Chiapas en la Jornada 4 este árbitro dejó sin sanción alguna una plancha de Viatri sobre Damarcus Beasley que era de tarjeta roja indudable y no hubo sanción disciplinaria alguna. Lo hecho durante toda la Temporada anterior y siguió arbitrando clásicos regionales y todo tipo de partidos frente a la evidencia de sus malos trabajos. 
 
Lo hecho en el América-Atlante el sábado pasado en el Azteca ya es verdaderamente preocupante.  Dejó de señalar dos claros penales en contra del  Altante uno cometido a Layún donde lo sujetan del brazo y el otro por una doble mano evidente del defensa que se lanza sobre el balón para impedir el tiro a gol casi estilo como portero a lo que él interpretó como un hecho  no deliberado. Dejó en el campo a Luis Rey que propinó un clarísimo codazo sobre la provocación que le hizo Romero. Anuló un gol legítimo al Atlante. Permitió que el mismo Romero estuviese provocando a todo mundo y lo expulsó ya casi hasta el final por doble amarilla. Dejó de marcar un sinnúmero de faltas en medio campo que afortunadamente no tuvieron trascendencia, pero para los efectos del juego fue creando que el clima y la temperatura del partido fueran creciendo al punto que casi termina en una bronca. 
 
Pero lo más increíble de todo esta pesadilla de errores fue que amonesta a Sambueza (de acuerdo con su lenguaje corporal) por infringir con persistencia las reglas del juego cuando en realidad (existe la evidencia televisiva ) él fue el que recibió una falta del defensa atlantista derribándolo. Puede ser que el propio Sambueza haya exagerado la caída pero jamás cometió falta alguna. Lo que sucede que hay en este momento dos jugadores como Vuoso y Sambueza que ya los han etiquetado y los juzgan no por el presente de cada partido sino por su pasado. Ellos se ganaron la fama eso también es cierto, pero prejuzgar es el peor error  cometido por quien está para aplicar la justicia de acuerdo al reglamento. Recordemos que Toño Pérez fue el mismo árbitro de tolerancia cero a Vuoso antes del clásico tapatío. Y ese día lo amonestó por supuesta simulación frente a un penal evidente que le cometió Reynoso.
 
Nadie dice ni hace nada, tal vez por el código de ética que se ha utilizado sabiamente para evitar el ruido público que siempre termina perjudicando a quienes son señalados a través de los medios.
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas