Análisis arbitral de la Jornada 13

Muy buena semana tuvo el arbitraje en esta Jornada 13 que para muchos es la llamada cabalística.

Muy buena semana tuvo el arbitraje en esta Jornada 13 que para muchos es la llamada cabalística. Tal vez la mejor en lo que va del torneo empezando por el Clásico Nacional que dirigió Marco Rodríguez. En ocasiones le criticamos algunas situaciones personales que muestra durante sus actuaciones pero siempre desde el punto de vista objetivo y con la convicción de que es una persona capaz para hacer grandes cosas cuando se dedica a la verdadera tarea arbitral y no en el plan de primera figura. Ayer mostró sus capacidades, se supo controlar a sí mismo para poder controlar el partido, este le sirve para darse cuenta de la gran diferencia que existe cuando así lo hace. Desde el inicio mostró que se iba a desgastar físicamente para estar muy cerca de las incidencias y al minuto dos le llama muy bien la atención a  “Tepa” Solís por una entrada que hizo sobre la banda, pero antes aplicó muy bien la ventaja que terminó en jugada de peligro para América. Ahí mostró en qué nivel iba a estar su arbitraje. Condujo todo el  partido en esa misma tesitura y realizó el mejor arbitraje de la semana. Si bien los jugadores se mostraron siempre respetuosos del fairplay, al primero lo rompió con un puntapié temerario que fue Castro, en la segunda parte le mostró la amarilla y volvió todo al mismo tenor. Y cuando Molina reiteró en la segunda falta consecutiva bastó que le hablara para que éste volviese al juego limpio inmediatamente. Sus asistentes que lo acompañarán al Mundial de Brasil también cumplieron destacada labor. Tanto Marvin Torrentera que muy bien no señala nada en el primer gol de Rey porque es apretada pero no hay posición adelantada, como Marcos Quintero en el tercer gol de América en que tampoco existió la posición adelantada de Jiménez que convierte después del remate de Rey. Enhorabuena porque de trabajar así Marcos y su equipo de asistentes tendrá no sólo una destacada labora en el Mundial sino que pueden aspirar a llegar a grandes  actuaciones y aspirar a culminar con la gran Final. Buenos trabajos además de Francisco Chacón en Santos-Pumas, de Roberto García en Cruz Azul-Atlas y Ricardo Arellano en Chiapas-Monarcas. En Veracruz-Pachuca estaba haciendo buen arbitraje en general Paul Delgadillo, pero se equivoca en el 70' en la expulsión de Hirving Lozano pues la plancha que mostró no llegó directa a la pierna del rival sino que roza en el aire el pie, luego de que el adversario saca el disparo. Eso desconcentró a Pachuca que en los siguientes dos minutos le metieron dos goles y cambió el rumbo del juego. En Toluca–Tigres César Ramos dejó sin tarjeta roja a Ponce de los choriceros por una dura entrada en plancha sobre la tibia del adversario con toda la intención de golpear y quedó en una tibia amarilla. César se desdibuja con estas malas decisiones y de seguir así se volverá uno más el montón. Una lástima porque tiene grandes condiciones pero ya no es el mismo de hace un año. Quien dejó una actuación peor fue Toño Pérez En Monterrey-Atlante ya que sólo amonesta a Venegas de Atlante cuando esa plancha que metió pudo hasta fracturar a su adversario en el minuto 55 y además en la jugada previa al segundo gol de Monterrey, hay una plancha también sobre Romero que lo deja en el piso y no marca la falta derivando de allí el gol. Llevaba un trabajo mejor que los últimos pero esas dos acciones hacen que tenga una mala calificación nuevamente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas