Análisis arbitral de los primeros partidos

Desde que comenzó esta Copa del Mundo, también comenzaron los problemas para el arbitraje

Desde que comenzó esta Copa del Mundo, también comenzaron los problemas para el arbitraje. Hay que considerar que Yuichi Nishimura es un árbitro con experiencia, pues dirigió en Sudáfrica -con cuatro partidos- lo que no es nada despreciable para cualquier silbante en un Mundial y recordado especialmente por su último juego: en el Brasil -Holanda de Cuartos de Final cuando la Verdeamarela quedó fuera del torneo y se le reclamó un penal contra Kaká que no marcó y Brasil se quejó amargamente de ello. Esta fue la primera equivocación de la Comisión de Árbitros de la FIFA que no lleva un control de antecedentes con los equipos. Los periódicos aquí en tierras cariocas lo recordaron de manera inmediata. Así pues, pienso que existía una deuda psicológica del japonés con el ahora anfitrión que terminó por traicionarle y hacerle ver una falta contra Fred que jamás existió, pagando así aquella añeja, pero inmediata, deuda de torneo a torneo. Hasta la prensa brasileña criticó fuertemente la equivocada decisión que puso a Croacia contra la pared, ya que el juego se encontraba empatado a uno con los croatas jugando de igual a igual a los locales. Pero con ese penal acabó con cualquier intención de la visita en esta apertura del campeonato. Pero lo peor todavía no terminaba: porque en el juego de México- Camerún el asistente número uno del equipo de árbitros colombianos: Humberto Clavijo,  cometió dos errores imperdonables al quitarle dos goles legítimos a México, por parte de Giovani  dos Santos, especialmente el segundo que venía de un tiro de esquina. Es una de las excepciones de la regla en que no existe el fuera de lugar en esos tiros. Lo peor es que confunda el cabezazo defensivo con el de un atacante. De esa manera complicó la posibilidad de México que afortunadamente terminó ganando el partido con el el gol de Peralta; de lo contrario estaríamos hablando mucho más del perjuicio que le ocasionó al juego el mencionado incidente y también se lo ocasionó a Roldán que es un buen árbitro, pero que lo cruzó de manera que lo terminó afectando bastante. Por ahí también se le fue a Roldán una falta sobre el propio Giovani, cuando un camerunés quiso enviar el balón a tiro de esquina sin llegar a tocarlo nunca y sí a su adversario derribándolo dentro del área. De haberlo visto adecuadamente, también era penal a favor de México. Esto puede pesar en la última jornada contra Croacia, porque lo goles tal vez sean necesarios para calificar. Ayer vimos la aparición histórica de la tecnología en el futbol,cuando se le concedió el segundo gol a Francia  contra Honduras por parte del brasileño Ricci. Lo marcó porque así se lo indicó su reloj conectado a los chips del balón. Sin embargo, comenzó ya la polémica porque en la televisión y con buena ubicación de la cámara no se vió que el balón haya atravesado totalmente su circunferencia a la línea de gol. La pregunta surgió de inmediato:¿servirá totalmente la tecnología? ¿Será confiable absolutamente? Porque realmente no parece gol. Los técnicos incluso comenzaron la discusión desde la línea de banda. Además dejó a Palacios de Honduras, que aplicó dos pisotones deliberados y mal intencionados a su adversario derribado y el árbitro brasileño le mostró solamente la amarilla para posteriormente en el penal aplicarle la segunda tarjeta y así convertirse en una roja. También hay que señalar que el segundo gol de Costa Rica contra Uruguay había posición adelantada del anotador. Y por otra parte en el juego Suiza- Ecuador se le invalidó un gol legítimo a Suiza por fuera de lugar que no existía,pues uno de los suizos sólo hizo una pantalla para que el balón pasara y nunca lo tocó. Por lo tanto cuando el balón fue enviado hacia el área no había posición adelantada. Muchos yerros arbitrales están apareciendo en este torneo y pueden dar rumbo a los partidos, además de sirgir la suspicacia de que se le está ayudando al local Brasil para que llegue a grandes instancias en este campeonato, Este martes estará en la mira de todos el árbitro turco que precisamente dirigirá Brasil-México. Kuneyt Cakir, designado para este juego tendrá que demostrar toda su capacidad pero sobre todo su personalidad e imparcialidad. Estaremos atentos a ello pero puedo anticipar que se trata de un buen árbitro, con personalidad y buena condición física.  También es cierto que él y toda la FIFA saben que el mundo futbolístico estará pendiente de ver que es lo que vaya a hacer. Ojalá no sea un factor y sólo hablemos de los actores principales del juego y no de las decisiones arbitrales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas