Análisis arbitral de la Jornada 6

Llegando al primer tercio del campeonato la tarea arbitral ha ido mejorando en estas últimas jornadas.

Llegando al primer tercio del campeonato la tarea arbitral ha ido mejorando en estas últimas jornadas, en promedio los árbitros han resuelto los partidos de mejor manera y aunque nunca faltarán las decisiones equivocadas por lo menos ha bajado el promedio de las mismas. Sin embargo, dos árbitros internacionales como Roberto García y César Ramos dejaron de señalar sendos penales que ocurrieron en el desarrollo de sus partidos. Roberto llevaba un muy buen primer tiempo especialmente en la jugada de Arizala en el área americanista cuando él mismo busca chocar con el defensor para dejarse caer hacia atrás de manera poco convincente. Estando muy cerca de la acción, se agacha a decirle evidentemente que no pretenda engañarlo y deja correr acertadamente las acciones. Pero el minuto 62 de tiempo corrido Goltz realiza una falta en su propia área con el propio Arizala, que ahora sí era un penal claro que pudo terminar con el invicto del América y que de manera equivocada García Orozco deja son sancionar. La falta fue con la pierna izquierda al momento en que el jugador de Chiapas lo va eludir hacia adentro y le alcanza a dar un golpe en la cadera que era clara falta; además, intenta sujetarlo por arriba a la altura del pecho sin conseguirlo realmente, pero la primera acción ya era simplemente para sancionarla. Lástima porque se derrumbó el buen arbitraje que realizó en el partido y que sólo con esta acción fue suficiente para ser factor de desequilibrio y de injusticia deportiva en el campo. Fue la peor decisión de la jornada. Lo de César Ramos sí es ya alarmante porque se ha derrumbado y no ha podido ya tener una buena actuación en últimos tiempos. En el Ud G-León, dejo de sancionar dos claros penales que eran a favor de los Leones Negros. El primero por claro jalón en el área que termina derribando al atacante y el segundo del portero de León en una salida tardía que termina por sujetar del tobillo al delantero provocando su caída. Las dos se pasaron por alto y sin castigo. Afortunadamente los benjamines ganaron ese juego pues de lo contrario se estaría hablando del perjuicio a este nobel equipo de la Primera División, que ha sido el más perjudicado en este torneo especialmente en la no marcación de claras faltas dentro del área. Por otra parte, el silbante realizó las expulsiones de manera correcta. La otra cara de la moneda fue la no marcación de una acción de Jehú Chiapas en Veracruz-Chivas que hubiera cambiado el rumbo del juego. Dentro del área que defendía el Tiburón, Jehú fue por el balón por detrás del delantero, pero llegó exacto a la cita punteando primero el esférico y luego teniendo contacto con la parte trasera de la rodilla izquierda del atacante, cayendo los dos al suelo. Muy difícil de apreciar pero excelente decisión ya que no existió falta alguna. Otro buen trabajo resultó el del joven Óscar Macías en CU en el Pumas-Xolos. Siguió muy de cerca las acciones y se limitó a intervenir sólo cuando fue necesario, mostró adecuadamente las tarjetas y tuvo control del juego en todo momento. Inclusive al final controló con su intervención inmediata el conato de bronca al término del partido. Un trabajo irregular fue el de Luis E. Santander en Santos-Toluca que dejó de mostrar la segunda tarjeta amarilla para el "Chato" Rodríguez que estando amonestado al 17 de la primera parte, cuatro minutos después hace una entrada en tijera por detrás a Lucas Lobos que debió abandonar muy temprano ese juego. Sin embargo, sólo se atrevió a hablarle  pidiéndole que ya no lo volviera a hacer, lo cual implica que vio con claridad la acción pero que no se animó a mostrar la segunda tarjeta. Dejó que a Lucas Lobos le hicieran bastantes faltas sin amonestar a los infractores pero cuando el ahora choricero perdió la calma y propinó un puntapié lo amonestó de inmediato. Flojo su trabajo en la comarca. Por otra parte, Peñaloza, que ha arbitrado poco (costumbre de la comisión aparecer y desaparecer a los árbitros con facilidad), tuvo una destacada actuación en Cruz Azul-Querétaro, sancionando una falta imprudente sobre Pavone que cubre muy bien el balón estando a distancia de juego y es tocado por detrás, siendo derribado en el área para que se convirtiera el primer gol de La Máquina. El juez hizo una actuación destacada en ese juego. Siempre habrá cosas que corregir, pero en términos generales va mejorando la actuación de los silbantes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas