Análisis arbitral de las Semifinales

A la Final llegarán los dos mejores arbitros del torneo y de la Liguilla.

Llegaron a la Final el uno y el dos del torneo regular, combinación poco frecuente pero que refrenda lo hecho durante el torneo. Los dos equipos fueron los mejores sin lugar a dudas; en ambos casos tanto en la fase regular como en la Liguilla. Esto debe de augurar una Final reñida y con futbol vistoso para el disfrute de todos los amantes al futbol.De igual manera, llegarán los dos mejores arbitros del torneo y de la Liguilla. Como hacía tiempo que no se daba que a la fase final, fueran designados los mejores ocho de la primera fase, luego los mejores cuatro y ahora de seguro serán los dos mejores a las dos grandes finales.Esto asegura competitividad y se vuelve motivacional, para así aspirar a estar en los partidos que cada uno sueña todo un torneo: dirigir la gran final.Siempre la competencia será lo más sano y lo que promueve la superación personal. En otras ocasiones algunos aparecían en Semifinales sin ver participación en Cuartos, lo que generaba incertidumbre ya que no se conocían las "reglas" no escritas para dirigir esas finales de campeonato.En estas Semifinales, César Ramos estuvo en Toluca-Tigres en el juego de Ida. Un juego muy cerrado con pocas emociones en las áreas, donde ambos equipos parecían más temerosos de perder que de buscar ganar. Esto provocó cciertos roces y otra vez, por ejemplo, Joffre Guerrón volvió a meter la plancha de fea forma. Este hombre, protagonizó en los últimos juegos algunas jugadas similares que le valían la tarjeta roja pero sólo le mostraron la amarilla. Tal vez esto ha sido el detalle arbitral de esta Liguilla, que los árbitros en turno dejaron pasar.En el otro partido de Ida, Fernando Guerrero en Monterrey-América hace nuevamente un muy buen trabajo. Condujo con seriedad y dedicado a sancionar lo que ocurra en el juego. Le dio gran continuidad al partido y no dejó pasar nada. La expulsión relativamente temprana de Mier, fue su punto más destacado ya que no dudó en sacar la segunda tarjeta para el rayado cuando, ya amonestado, levantó el codo de manera innecesaria y absurda para que Oribe Peralta se golpeara contra él, al momento de ir arriba por el balón. De ahí cayó el segundo gol del América al 34' de la primera parte, que echó por tierra cualquier aspiración de Monterrey. Muy buen trabajo; ojalá Fernando vea que esa es la mejor manera de arbitrar siempre comprometido y apegado a las reglas de juego.En los partidos de Vuelta, en Tigres-Toluca, estuvo Paul Delgadillo haciendo nuevamente una labor seria como acostumbra y apegada a reglamento. Se le ve muy motivado para hacer grandes actuaciones y ha sido el más regular de todo el torneo. Al final, mostró dos rojas al los choriceros muy bien ganadas. La primera a Richard Ortiz que había sido amonestado desde los ocho minutos y a los 89' se desesperó y cometió una falta de segunda amarilla muy justificada. El segundo fue por roja directa minutos después para Amione que se barre con fuerza excesiva poniendo claramente en riesgo la integridad física de su adversario. Delgadillo no dudó y lo expulso con justicia reglamentaria.Bien por esa convicción de aplicar las reglas en todo momento, más cuando se trata de proteger a los jugadores.El último partido de Vuelta fue anoche en el Azteca, América-Monterrey en un juego que parecía ya resuelto, pero en el que los Rayados se propusieron buscar desde el principio recuperar terreno. Bien jugado y apegados al fair play, fue un partido de pocas faltas que Roberto García resolvió con propiedad. A los 15 minutos, una mano no deliberada de América la resuelve bien dejando seguir; a los 16' se sanciona un fuera de lugar a Pabón que no era, ya que Pablo Aguilar habilita con la pierna al delantero rayado, pero Miguel Hernández está ligeramente atrasado en la línea y eso le hace marcar erróneamente la posición.A los 18', muestra acertadamente la primer tarjeta para Velarde por barrida temeraria sobre el tiro de esquina. A los 28'  y 30', dos tarjetas preventivas para dos americanistas muy bien otorgadas. Moisés Muñoz por hacer tiempo de manera inexplicable y a Oribe Peralta por llegar tarde en la acción y dar un pisotón al adversario. Ahí ya tenía el juego en sus manos y muy bien controlado.A los 33', asistido de manera excelente por José Luis Camargo, se invalida un gol de América  por fuera de lugar milimétrico, pero marcado con acierto por su asistente.Y a los 39', la jugada más apretada del partido cuando el "Chispa" Velarde va por el balón y lo puntea ligeramente y hace contacto por la espalda con Oribe, que sale despedido por el empujón. Se pidió penal pero Roberto señala que primero se jugó el balón, desestimando la acción como falta.En los demás, en el segundo tiempo sólo apareció lo necesario cuando fue requerido de acuerdo a reglamento.La decisión será difícil para designar a los dos árbitros finalistas. Creo que estará entre  Guerrero, Roberto y Paul Delgadillo. Si se toma en cuenta todo el torneo dado lo parejo de sus calificaciones en Liguilla, entonces serán los dos últimos en ese orden respectivamente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas