Vuelvo a la Comisión de Árbitros de la FMF

El próximo lunes será entonces la despedida, pues a partir de enero me reincorporo a la Comisión de Árbitros de la FMF.

Terminado el torneo y sólo queda esperar que se acabe el año, por lo tanto casi estoy por finalizar esta columna. El próximo lunes será entonces la despedida, pues a partir de enero me reincorporo a la Comisión de Árbitros de la FMF. La función será la de Director del Área Técnica de dicha comisión, por lo que ya no será posible continuar escribiendo para analizar cada semana el trabajo arbitral, pues no se debe de ser juez y parte. Durante todo este tiempo ha sido muy interesante estar en contacto con ustedes y poder recibir vía correo, una retroalimentación que ha servido como motivación y aliciente para mejorar con cada columna. El propósito fue siempre el poder aportar el punto de vista técnico a través del análisis de las actuaciones arbitrales de cada temporada. Hemos visto muy buenos trabajos y otros regulares, algunos también malos que necesitaban corregir sus errores. Ahora nos tocará esa parte y es un reto muy importante para mí en lo personal, estaré del otro lado nuevamente y seré objetó de análisis por parte de los comentaristas. Estos años me han dado la perspectiva desde el punto de vista del analista y las necesidades de información y conocimiento de cómo se hace la preparación que hay detrás de cada persona y de cada actuación. Historias de vida que llevan en un momento dado a un individuo y todo su bagaje emocional a dirigir un encuentro de futbol. La profesión es fascinante, llena de retos, de sueños y de metas por alcanzar. En el entretiempo cada persona y su entorno hacen que se llegue a cada partido con un cúmulo de circunstancias que determinan muchas veces los resultados. Lo primero que hay que hacer es tratar de lograr que esos entornos mejoren para que los árbitros entren al campo dentro de la mayor tranquilidad emocional posible, en beneficio de los propios resultados. Entiendo el proyecto de centralización para tener una mejor instrucción continua de los árbitros, pero esto generó un desequilibrio emocional por estar muchos de ellos lejos de sus familias. Lo más importante será siempre encontrar el mejor ambiente para que cada persona al momento de realizar una función que exige enorme concentración durante 90 minutos de intensa actividad física y mental, pueda resolver con el mayor grado de aciertos cada una de las decisiones que debe tomar; decisiones que le dan rumbo a un encuentro de futbol. Es muy importante que ese rumbo sea lo más apegado a la justicia deportiva y que el vencedor lo sea por méritos propios y no por errores de premiación o de aplicación de las reglas de juego. Minimizar el error humano será la tarea de todos los días para que los resultados dependan de las figuras del espectáculo, que son los jugadores y sus técnicos. El árbitro necesariamente debe de comprender este rol trascendente dentro del terreno y para ello es vital que entre con la única preocupación en su mente de resolver la problemática que le presentan los partidos.Por ello, creemos que la descentralización será uno de los factores que ayuden a mejorar, aunque siempre habrá diferentes puntos de enfoque a un mismo problema y diferentes opiniones por consecuencia. Los medios electrónicos permiten esa cercanía  entre las distancias, que seguro serán de gran ayuda para el análisis y las correcciones que habrá que hacer a lo largo de la actividad. Es fundamental el desarrollo de la personalidad de cada uno de los árbitros, lo cual permitirá enfrentar los retos que tienen en cada estadio con un mayor porcentaje de aciertos en la toma a de decisiones. Lo físico ha estado muy bien y es cuestión de mejorar sólo la ubicación, lo cual dará una mejor perspectiva y ángulo de visión para que así se pueda apreciar mejor cada acción que deba ser juzgada.Esperemos lograr con ello un mejor resultado en beneficio de todas las partes que integran al futbol, pero en especial de usted, amigo lector, de todos ustedes los aficionados que cada día con su participación hacen posible que este deporté siga siendo el número uno a nivel mundial.Hasta la próxima, en que me despediré al menos por un tiempo de todos ustedes que me han hecho el enorme favor de leer estas columnas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas