'Chelís' y el lobo

Ser coherente en actos y palabras determina la credibilidad de todo entrenador, no sólo en cancha, absolutamente todas tus acciones y dichos son vigilados por tus jugadores, ese es un hecho.

Ser coherente en actos y palabras determina la credibilidad de todo entrenador, no sólo en cancha, absolutamente todas tus acciones y dichos son vigilados por tus jugadores, ese es un hecho. “Chelís” arranca su carrera trabajando muy bien con jóvenes ilusionados, jóvenes que trascendieron gracias a su apoyo, trabajó con la mayoría desde abajo, desde quintas cuartas o terceras, de ahí el compromiso tan fuerte y los vínculos estrechos entre jugadores-entrenador ocurrido en Puebla, el no parar de correr y echarle huevos no aplica de ninguna manera con todos los jugadores y menos recién conocidos y no convencidos. ¿Cómo hacer para persuadir a un plantel, Directiva y afición que está acostumbrada al buen trato de la pelota? jugando bien o mal, con Romano, Guzmán o Herrera lo importante era proponer y ofender antes que ganar como sea, ahora “Chelís” pide garra y entrega sin que la pelotita tenga mucho que ver, desde el principio el matrimonio Solá-Estudiantes no tenia pies ni cabeza. No puede utilizar como moneda de negociación ese “chantajito” de renunciar si a todo “teco” les va o viene si sigue o no, así no es la cosa, es trabajar, trabajar y trabajar, dejando a un lado protagonismos y no intentando marear a la afición con posturas y frases editadas, Ferretti dice, “cuando ganemos entrevisten a los jugadores, cuando perdamos yo doy la cara”, con Sánchez Solá no pasa un día sin que salga algo en los periódicos sobre él. Entiendo la postura de ciertos comentaristas y su afán de defender y promover a este peculiar entrenador, el hecho de no haber jugado lo hace fácil de vender, incluso proponerlo para la Selección, el interés primario de algunos de estos comunicadores es generar polémica y armar un “cagadero”, “Chelís” lucha ahora en contra de lo que se creó en su entorno, sin ser mal DT sus perspectivas se confundieron ante la atmosfera que lo rodea. Sin su pelona, con calcetines, sin arete ni apuntador me pregunto ¿dónde estaría ahora? no soy detractor de nadie pero me gustan las cosas derechas y ciertas, no conozco personalmente al tipo, sóolo sus actos y gestos, y honestamente, no me laten. Está ahora en boca de todos, llegó, demostró bien que mal que algo sabe, ahora debe dejar las mamarrachadas y ponerse a trabajar, no es un teatro el futbol, no hay cabida para hipócritas ni fanfarrones, no perduran los guapos o simpáticos sino los claros y honestos, de él depende trascender en este difícil mundo o ser irremediablemente, el chiste de la semana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas