De primera 'Chicharito'

Existen dos tipos de “cracks”, los que las meten y los que saben con la pelota, afortunadamente una no está peleada con la otra, de ahí que los fuera de serie como Messi, Maradona, Ronaldo o Romario.

Existen dos tipos de “cracks”, los que las meten y los que saben con la pelota, afortunadamente una no está peleada con la otra, de ahí que los fuera de serie como Messi, Maradona, Ronaldo o Romario nos hayan empalagado y lo sigan haciendo con la simetría de sus movimientos y frialdad frente al arco. Escuchaba ayer a Gonzalo Farfán (otro que no habla por hablar) comentar sobre la importancia de la técnica individual en cada jugador y como se antepone a cualquier cosa el gesto primario de este deporte, el golpeo, pulirlo y desarrollarlo te hace mejor jugador, no eres mejor porque golpeas la pelota con todas las partes del cuerpo posibles sino porque lo haces bien con las que debes, perfeccionarlo es, como en todo deporte, tener los mismos resultados a mayor velocidad y contra resistencias más hostiles. Hugo Sánchez y Marco Van Basten por ejemplo, marcados como “cracks” en el mundo, si tocaron por decir una cantidad, 1000 veces la pelota en sus carreras 900 fueron en una sola jugada, es decir, cuando participaban en alguna acción lo hacían a un toque, no los veías realizando grandes traslados ni gambetas fantásticas, sacaron provecho de sus facultades en las zonas adecuadas y minimizaron sus defectos al evitar acciones y alturas de la cancha desfavorables, no por ser incapaces sino porque al hacerlo serian improductivos y hasta estorbo para los demás, reconocer tus defectos y virtudes tiene un valor extra dentro de la cancha. De los tres gestos técnicos definitivamente el golpeo (incluya por favor cabeceo) es el más importante, seguido de la recepción y después la conducción, obviamente las tres están ligadas de una u otra forma pero puedes ser un “5” en amagues y traslados y aun así un extraordinario jugador, al revés, puedes quitarte a 600 jugadores y no sirves pa’ nada si no sabes pegarle a la pelota. También y espero ya esté claro, de nada sirve ser sobresaliente en cada aspecto técnico si no se piensa dentro de la cancha, sin saber ¿Dónde? ¿Por qué? Ó ¿Cuándo? De nada sirve el “cómo”, por eso muchísimos jugadores se quedan en grandes prospectos, saben cómo hacer las cosas pero les vale madre aprender lo demás, si los vitorean en las tribunas deben estar haciendo las cosas bien, por lo menos eso creen, cito nuevamente a Luis García, son “jugadores de pelotita”. Para los centros delanteros el golpeo es el pan nuestro de cada día, por eso “Chicharito” entusiasma ahora, su participaciones acertadas son a un toque, no necesita involucrarse en nada mas, cada partido se da cuenta donde debe y donde no, ya enterado completamente y si México llena uno que otro hueco mas  las expectativas entusiasman de verdad. No le pidan a Hernández “túneles”, “sombreros”, bicis o motos, que las meta todas y que las festeje igualito, al ángulo fuerte o con la cara rodando, ya lo dije y lo repito, no es chícharo, es garbanzo y es un “crack”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas