A falta de físico... accesorios

Como en la vida, también en el futbol se tratan de compensar carencias con extravagancias, tanto en apariencia como en festejos, desde medias sobre medias, pulseras, guantes o shorts a media nalga.

Como en la vida, también en el futbol se tratan de compensar carencias con extravagancias, tanto en apariencia como en festejos, desde medias sobre medias, pulseras, guantes o shorts a media nalga, zapatos multicolor, tintes, greñeros o pelonas, vinchas, aretes, barbas y bigotes. La pequeña diferencia entre 'un mundo y otro' es que acá en el fut debes de tener siquiera una gracia con la pelotita, algo peculiar, puedes ser lento, gordo, insensato o improductivo pero si dominas perfectamente la 'rabona', si tienes éxito cada vez que intentas un túnel o simplemente sacas raro de banda (!je!), tienes el perfil para ser aceptado, por lo menos un rato, con atuendos estrafalarios, cabelleras psicodélicas o caminados cachondos, no puedes 'ajuariarte' si no tienes alguna singularidad, a menos por supuesto, que seas un crack. En el futbol, adquirir algún accesorio pasa casi siempre por la necesidad de sobresalir y no poder hacerlo únicamente con la pelota (no veo a Messi ni a Kaka, con uñas pintadas por ejemplo), en la vida real por ahí va también, puedes tener tres hileras de dientes tipo tintorera o nariz al lado de la manzana de Adán pero compensarlo con un Rolex, un A5 o un buen Hugo Boss, ya los que de verdad pueden, llevan al límite el accesorio, puede ser desde un yate, un avión, un condominio en Boca, bueno, hasta equipos de futbol sirven, a estos personajes sin lugar a dudas los vemos diferentes por las apariencias, exactamente igual que al futbolista colorido. En el caso del 'Bofo' y sus excentricidades por ejemplo, dejaron ya de ser curiosas porque de un tiempo para acá no ha podido demostrar nada en la cancha, es inaceptable para todos nosotros que siga luciendo y generando polémica como si la 'rompiera' cada fin de semana, debe (no dudo que lo esté haciendo) trabajar a marchas forzadas con la cabeza abajo y mostrarse nuevamente para, ahora si, volver a sus singularidades. Que no se mal interprete, no sé si sus declaraciones sean falsas o distorsionadas, sé, sí, que ante su apariencia arrogante, tendrá todas las de perder. Arma de dos filos el darte a notar intencionalmente en el terreno de juego, que de primera instancia aparentes ser un excelente jugador por "como tomas el taco" únicamente, porque cuando se cae el "teatrito" no hay poder en el mundo que pueda convencer al aficionado que no eres un farsante.

Espero sus comentarios a través de Twitter: @gmascareno

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas