La pelota manda

Todos sabemos que es mucho más fácil destruir que crear.

Todos sabemos que es mucho más fácil destruir que crear, en el fútbol basta a veces con simplemente "puntear" la pelota para hacer una extraordinaria jugada defensiva, en cambio para crear puedes hacer tres gestos técnicos perfectos y terminar con uno regular que no generará nada. La única diferencia radica en que quien tiene la pelota es el ofensor; izquierda, derecha, arrancar, frenar, pasar, golpear a puerta y demás "chunchis" son decisión del poseedor, lo que venga es porque él lo decidió, como venga es que tan bien o mal lo hizo, de ahí una nueva decisión y un mundo más de opciones de "cortar" "rozar" "foulear" etcétera, así entonces, una buena decisión seguida de un gesto técnico adecuado es imparable, por este simple hecho; todo arranca e irá hacia donde y cuando el ofensivo decida.  Por ejemplo, el gol de Ángel Sepúlveda el fin de semana, todo lo hace perfecto, diagonal, control, conducción y definición, se le atribuyen culpas a los defensivos pero ante semejantes gestos técnicos nadie hubiera podido hacer nada; su recepción es ya parte del transporte de la pelota, el cambio de ritmo "congela" a la defensiva porque nunca termina de definirse si golpeará de afuera del área, habilitará o continuará hasta definir adentro de la misma, la dirección de la recepción la determina por la corrección y achique de Aquivaldo, (decides siempre bien cuando utilizas adecuadamente tus perfiles y ves lo que sucede, no adivinas) y el momento de arrancar es inesperado porque la mayoría controla y orienta. Imparable!   "Jamás achiques si el jugador está de frente con pelota controlada" regla número uno para este tipo de maniobra táctica, sin embargo, Mosquera hace lo correcto porque la mayoría recibe de espaldas y es un pase de 25 metros mínimo, un gesto técnico menos que precisó hubiera terminado en los pies de Aquivaldo, a eso se expone siempre un defensivo, a arriesgar interpretando lo que el poseedor intentará, si esperan a la ejecución será ya demasiado tarde, insisto, a gestos y decisiones correctas no hay defensa. Puedes planear mil estrategias para desarmar un conjunto, o puedes intentar impedir que juegue algún individuo, nunca ambas, es lo hermoso del fútbol, pese a todo sigue prevaleciendo quien tiene la pelota en sus pies, destruir le compete a ambos equipos (si te equivocas seguramente serás obstruido), crear es opción de uno.Quiero creer que en estos tiempos el Dios del fútbol castiga, después de algunos años donde el más fuerte y mezquino triunfaba ahora existe justicia, chivas debió buscar el partido, Pachuca el gol que obligaba a cuatro a Querétaro, ojalá que así sea, que gane quien ponga huevos y fútbol y que se vaya a casa el destructor negociador.Con gusto estamos en contacto vía Twitter @gmascareno

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas