'Selección' B o la gran oportunidad

La Copa América Chile 2015 ya está en progreso y todas las selecciones del sur de nuestro Continente reúnen a lo mejor de su talento futbolístico que se encuentra regado por el planeta para enfrentar.

La Copa América Chile 2015 ya está en progreso y todas las selecciones del sur de nuestro Continente reúnen a lo mejor de su talento futbolístico que se encuentra regado por el planeta para enfrentar éste compromiso, el más importante para la región después de la Copa Mundial de FIFA, después de todo éste es el torneo de selecciones nacionales más antiguo.

Pero hay dos contendientes, invitados especiales, que no pertenecen a la zona, que aparentemente este torneo no es su prioridad: Jamaica, en su primera participación en esta justa sudamericana le sacará provecho a los tres partidos que jugará en la Fase de Grupos para llegar fortalecido al inicio de la Copa Oro de CONCACAF, es decir un torneo tan importante les servirá de mera preparación.

La Selección Mexicana, que por presiones de los dirigentes de la zona así como de compromisos comerciales, tuvo que presentar un equipo alternativo en esta Copa y dejar a sus mejores jugadores en la Ciudad de México para iniciar la preparación de lo que será el torneo estelar de equipos nacionales de la confederación futbolística, a la que geográficamente pertenecemos, donde el mayor premio es ganar un lugar en la Copa Confederaciones a celebrarse previo al siguiente mundial.

Aquí es precisamente donde los jugadores se deben preguntar ¿Soy un jugador de una intrascendente selección B o estoy representando a mi país en el torneo donde más se observa y detecta el talento de exportación al fútbol europeo?

Ojalá que nuestros seleccionados tengan bien presente que están ante una oportunidad inmejorable y que el tener un desempeño sobresaliente en esta justa, en el frío inicio del invierno chileno, les podría abrir la posibilidad de emigrar al fútbol de primer mundo tal y como ha pasado con grandes figuras del balompié internacional.

El gran sueño de cualquier niño y de cualquier jugador profesional por igual, defender la camiseta del Madrid, del Barça, de la Juve, del Manchester o del Milán.

En verdad esperamos que nuestros representantes en las canchas chilenas jueguen con la mente, el corazón y los pies bien encendidos, que aunque el simple hecho de representar al país a miles de kilómetros debe ser motivación suficiente, tienen ese extra: Alguien en la tribuna, en el palco o detrás de la pantalla esta siguiendo muy cerca al futuro referente de los equipos europeos y ese puede ser uno de ellos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas