Ecos de la Jornada

¡Fuerza Rayos!, ¡Fuera Rayos! Así de cruel fue la jornada para los muchos necaxistas que pensaron que su equipo podría lograr el milagro de la salvación. Hoy la fiel afición rojiblanca sufre.

¡Fuerza Rayos!, ¡Fuera Rayos!  Así de cruel fue la jornada para los muchos necaxistas que pensaron que su equipo podría lograr el milagro de la salvación.  Hoy la fiel afición rojiblanca sufre otro de los muchos tragos amargos en la historia reciente de esta franquicia.

Sergio Bueno demostró ser valiente al tomar las riendas de un equipo que estaba desahuciado, y de inmediato logró un cambio radical en la actitud y sobre todo en los resultados: cinco partido consecutivos sin perder,  tres victorias y dos empates, Necaxa estaba en la pelea.

La gran duda es: ¿Qué paso en estas últimas siete jornadas donde Rayos no pudo ganar un solo partido y dejo escapar la salvación en combinación con lo mucho que dejaron de hacer Querétaro y Jaguares?.

Es claro que algo sucedió en ese vestidor después de perder en Puebla, porque ya no fue la misma entrega, garra, coraje ó amor propio que tanto se pide al futbolista profesional. En lo futbolístico pudiéramos decir que tuvo destellos que hacían soñar a los suyos, pero que nunca los pudieron consolidar con personalidad en la cancha. Salvo contadas excepciones como Quatrocchi y Óscar Pérez.

Hoy se analiza el descenso, y claro que hay responsabilidades compartidas donde unos tienen más que otros. Empezando por él ó los dueños, directivos, cuerpos técnicos y jugadores. Pero nadie puede negar que Necaxa está otra vez en la Liga de Ascenso por los últimos siete partidos. Sí señor, si este equipo hubiera logrado un par de triunfos más, estaría muy cerca de la salvación. Hoy sólo queda esperar que se defina muy bien la línea de mando, ojalá y no se meta más el Gobierno del Estado en los manejos deportivos, que exista la continuidad al trabajo de Bueno y que Dios los acompañe en la Liga de Ascenso. La otra cara de la moneda es Pumas, que se ha encargado de pintar el torneo de azul y oro, a pesar de las ausencias de Leandro. Y Velarde se mueve, como lo hizo cuando su goleador Cacho estuvo lesionado.

El futbol vertical que intenta su técnico Guillermo Vázquez conecta con una tribuna que partido a partido ve la confirmación de futuras figuras, pero que hoy son confiables para buscar el liderato general y luego coronar la actuación en la Liguilla con el título.

Tigres y Monarcas son otra gran noticia para sus seguidores esta campaña. Los felinos con el sello del 'Tuca' son un equipo muy equilibrado que le da prioridad a anular al rival y mantiene una sólida defensa. De medio campo hacia adelante cuenta con cuatro tipos de cuidado: Lobos, Danilinho, Damián y Mancilla. 

Mientras que Monarcas depende más de la doble contención que forman Aldo Leao  Ramírez y Jorge Kalú Gastelum para mantener el equilibrio defensivo y al mismo tiempo, abastecer a los de arriba. Un Rafael Márquez Lugo recargado, Luis Gabriel Rey y el poco valorado Miguel Sabah. Atrás siguen extrañando y mucho a Romero, pero se defienden. Estos tres equipos tienen que ser considerados candidatos indiscutibles al título, cuando restan dos jornadas del torneo regular.

La gran duda radica en escuadras como Cruz Azul, América, Monterrey y Chivas quienes en esta ocasión son el reflejo fiel de nuestra liga por su terrible irregularidad de un juego a otro o de un tiempo a otro. Ya sólo América y Monterrey con dos torneos. Y por último, el caballo negro que pudiera salir de cualquiera de estos cuatro equipos que se logre meter a la liguilla: Toluca, Santos, Atlante y Atlas.

Ya nos frotamos las manos para la Liguilla pero aún faltan dos jornadas donde como siempre en nuestro futbol, todo puede pasar. Eso digo yo. ¿Pero tú? ¿Qué piensas?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas