¿Se revelan los de abajo?

Nunca mejor aplicado aquello que dice: “frío arranque”, en este caso de la Copa América, no sólo por las bajas temperaturas que se registran en territorio argentino...

Nunca mejor aplicado aquello que dice: “frío arranque”, en este caso  de la Copa América, no sólo por las bajas temperaturas que se registran en territorio argentino, también por lo poco espectacular que han resultado los primeros cuatro partidos del torneo, donde sólo se han marcado tres goles. Es un hecho, el torneo no arrancó como esperábamos, con equipos que tuvieron una buena participación en Sudáfrica y con muchos de los mejores goleadores del planeta. Lio Messi  y el “Kun” Agüero en España; Carlos Tevez en Inglaterra; Neymar del Santos de Brasil; Radamel Falcao en Portugal y Cristian Benítez en México. Entiendo, en torneos cortos los grandes siempre vienen de menos a más y si no recuerden lo que ocurrió con la verdeamarelha en Venezuela donde inició cayendo frente al tricolor de Hugo Sánchez para después ganar la Final a Argentina. Hoy, la prensa en diarios, radio y televisión habla del desgaste de los jugadores que conforman estos representativos, los muchos partidos que cargan a estas alturas del año futbolístico. De las condiciones climatológicas que prevalecen y que provocan que las canchas no sean las mejores. Otros critican los parados tácticos y  movimientos que intentan técnicos como Mano Menezes de Brasil o Sergio “Checho” Batista de Argentina y los más osados cuestionan de fea forma el accionar del mejor jugador del mundo en la actualidad Lio Messi. Y como siempre ocurre, todos los reflectores para bien o para mal apuntan a los cuadros llamados grandes. Brasil que ganó cuatro de las últimas cinco ediciones del torneo, el anfitrión Argentina y su obligación de hacer valer la localía, Uruguay que fue la cenicienta del último mundial, Chile que también dejó un grato sabor de boca en Sudáfrica de la mano de Bielsa y que hoy es una incógnita con Claudio Borghi, además que nunca ha ganado este torneo a pesar de ser de los países fundadores de esta competencia continental y hasta Paraguay de Gerardo Martino. Pero, hablemos de Bolivia, que llegó en calidad de víctima y con la etiqueta del mejor rival que podría tener Argentina para su presentación en casa. La única duda para muchos antes de este juego era cuanto tiempo tardaría la albiceleste en marcar el primer gol y después cuantos se comerían los bolivianos. Pero el cuadro del Profe Gustavo Quinteros, argentino naturalizado boliviano y quien jugó la Copa del Mundo de Estados Unidos 94 volvió a demostrar que “para que la cuña apriete ha de ser del mismo palo” y que jugar debajo de los tres mil seiscientos cuarenta metros del Hernando Siles  de la Paz ya no es una desventaja y que pueden jugarle a los mejores sin complejo alguno. Y cuando el mundo futbolístico sudamericano no asimilaba el empate de Bolivia frente al anfitrión, apareció Venezuela para enfrentar al bicampeón Brasil y todas sus figuras. Si bien es cierto que Brasil tuvo sus oportunidades y que el veterano arquero Renny Vega fue factor, también habrá que reconocer que los amazónicos nunca le apedrearon el rancho ni los venezolanos se metieron debajo de la portería para lograr un resultado histórico ya que las estadísticas previas eran contundentes y decían  que el promedio de goles recibidos por la vino tinto ante Brasil era de cinco por partido. Y así, podemos hablar de Ecuador que cuenta con grandes individualidades de medio campo hacia adelante y aunque sufrió, rescato el empate frente a Paraguay y hasta la selección tica que con un equipo muy joven se salvo de la goleada frente a Colombia. Es evidente y lo reconoce sin problema Luis Fernando Tena, México no está ni remotamente entre los favoritos de este evento pero después de lo ocurrido en estas primeras jornadas de la Copa quien nos quita el sueño de debutar con un buen resultado frente a Chile. Tienen razón, no hay ningún sustento objetivo y sólido  para pensar que esta ilusión se haga realidad. Todo se reduce a la esperanza en el Cuerpo Técnico mexicano para que con base en un  buen planteamiento táctico logre el orden defensivo y la reconversión ofensiva para lograr el resultado con nuestra única fortaleza para esta copa “La fuerza de la juventud”. Eso digo yo pero y tú ¿Qué piensas?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas