El análisis del primer reto: Sudáfrica

Que emocionante es poder compartir estas líneas con ustedes, y al mismo tiempo, estar sintiendo una vibra especial porque el ambiente ya se ve, huele y sabe a Mundial.

Que emocionante es poder compartir estas líneas con ustedes y, al mismo tiempo, estar sintiendo una vibra especial porque el ambiente ya se ve, huele y sabe a Mundial.

En esta ocasión, me gustaría expresarles lo que mi mente, y por momentos mi corazón, esperan y vislumbran del partido ante la Selección Nacional de Sudáfrica.

Si analizamos el camino que recorrieron para llegar al magno evento, en realidad nos podemos dar cuenta que los del Tri tendrán enfrente a un rival bastante malo que en ningún ámbito futbolístico ha conseguido nada importante, pero hay muchos otros factores que lo hace sólido y peligroso.

Aunque muchos no se acuerdan, Sudáfrica, a pesar de ser local, sí participó en las eliminatorias para la máxima justa, ya que éstas también formaban parte de la clasificación para la Copa Africana de Naciones. ¿Cuál fue el resultado? Sudáfrica no avanzó a la última fase, lo que nos indica que no fue ni de los mejores 20 equipos del continente.

¿Qué los convierte en un duro reto? Pues antes que nada la localía, que como ya sabemos, a cualquier selección le da el suficiente poder como para sacar fuerzas inimaginables y comportarse a la altura de casi cualquier rival.

Por otro lado, a pesar de haber tenido un pésimo desempeño en las eliminatorias, los africanos también se han preparado para enfrentar el Mundial. De la mano de un gran técnico como Carlos Alberto Parreira seguramente los africanos han alcanzado un nivel de conjunción que representará gran dificultad para los mexicanos.

¿Cómo se parará Sudáfrica en ese primer cotejo? A juzgar por el último encuentro en donde vencieron a la Selección de Dinamarca por la mínima, seguramente veremos una formación de 4-5-1, basando su estrategia en la llegada veloz por los costados con Siphiwe Tshabalala y Teko Modise.

Por el centro del campo, la creatividad de Steven Pienaar será clave para lanzar en profundidad o probar disparo a portería, aunque nunca sea ha caracterizado por ser un gran definidor o anotar muchos goles. En la delantera sólo juega en punta Katlego Mphela quien con base de fuerza suele incomodar bastante a los zagueros centrales. Ahora cambiemos el ángulo de visión para analizar cómo se verá esta formación ante lo que esperamos que Javier Aguirre defina. Como lo mencioné, las bandas y la velocidad son la principal arma del rival. Suponiendo que el “Vasco” juegue con un sistema similar de 4-5-1 con dos volantes de contención,  será clave que a la salida de los laterales ya sean Carlos Salcido, Paul Aguilar o Efraín Juárez (dependiendo el que aparezca), Gerardo Torrado y quien lo acompañe en la recuperación, recorran a la zaga y se conviertan enun central adicional, permitiendo que no los tomen por sopresa en un contragolpe. En cuanto a la presión por jugar de visita, considero que puede ser muy bien manejada por los verdes. Lo mejor que nos podría pasar es que el impulso de la gente, tratando de animar a su equipo a ir al frente, sea excesivo, de tal forma que provoque desorden en la defensa africana y con mucho más futbol, México se vaya arriba en el marcador.  La verdad es que en la última línea los Sudafricanos se muestran fuertes y veloces,  aunque carentes de técnica y buen futbol, lo que podría derivar en errores que puedan ser bien aprovechados por una correcta definición de los aztecas. En términos generales creo que es un partido que México debería ganar sin problemas  siempre y cuando no se desesperen, se apeguen a un orden táctico y asimilen de forma correcta la superioridad técnia que tienen sobre los bafana bafana. Mi pronóstico: 1 a 0 el Tri, ¿cuál es el tuyo? UNAS LÍNEAS PARA MI PRIMER ÍDOLO Recientemente me enteré que un muy buen amigo de mi padre y casualmente mi primer ídolo, sufre de una enfermedad que lo coloca ante el reto más importante de su vida. Por eso, y aprovechando esta medio, mando un caluroso abrazo y muchas palabras de ánimo para la primer persona que me permitió pisar la cancha del estadio Azteca: El exjugador de Pumas y Necaxa Mauricio Peña. ¡Ánimo… de corazón! Me despido ya nervioso meditando en lo que está por venir. ¡Vamos México! Te invito a seguir mis comentarios en www.twitter.com/tonoezquerra  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas