¡Viva México!

Las riquezas también se encuentran en nuestro balompié, un rubro en el que como país tenemos el potencial.

En estas fechas donde el nacionalismo se encuentra a flor de piel, puedo decir que estoy muy orgulloso de ser mexicano. Tenemos un país que además de ser hermoso, está lleno de riquezas que tenemos que valorar y cuidar.

Las riquezas también se encuentran en nuestro balompié, un rubro en el que como país tenemos el potencial para estar dentro de los mejores del mundo. Y aunque ya hemos comenzado a despuntar y ser respetados, tenemos que cuidar nuestros tesoros, potenciar nuestras virtudes y corregir nuestros defectos para convertirnos en la potencia que nos merecemos ser.

Para empezar, tenemos en nuestro país una afición envidiable por nuestro deporte; donde a pesar de acontecimientos aislados, aún es posible que las familias asistan a las canchas a ver a sus equipos favoritos. Y aunque ya no encontramos niños cascareando en las calles o los llanos como en antaño, las unidades deportivas y los campitos de fut 7 son ahora su escenario para recrear las hazañas de los ídolos a quienes sueñan con emular.

También hay que mencionar que en México tenemos una de las infraestructuras deportivas más importantes del continente. Es cierto que aún falta y que el desarrollo se encuentra muy centralizado en las grandes urbes, pero la realidad es que tenemos las condiciones para que una gran mayoría practique el deporte con muy buenas condiciones.

Otro tesoro que hay que reconocer es el valor que ha adquirido el trabajo profesional con jóvenes para inducirlos al alto rendimiento. Las Fuerzas Básicas en México están a la altura de cualquier potencia europea y la inversión que se destina para este rubro viene creciendo constantemente desde hace alrededor de una década.

No es raro ver a equipos mexicanos jugando en torneos internacionales además de medirse continuamente en una competencia interna que a la postre resulta muy enriquecedora. Los métodos de entrenamiento son cada vez más sofisticados y se ha generado una ideología propia, con profesionales de primera línea en muchas de las disciplinas que intervienen en la formación de jugadores. No es casualidad que a niveles juveniles nuestro país ocupe rutinariamente las mejores posiciones en las competencias más importantes del mundo.

Aún nos hace falta mejorar en muchos aspectos de los que hablaremos en otra ocasión, hoy nos toca gritar a todo pulmón ¡Viva México!

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas