Desde Aguirre hasta Sparky

Esta es una de esas semanas donde hay mucho de qué hablar y poco espacio. Así que voy a hacer algo que no acostumbro. Dividiré la columna en tres temas esenciales. Estoy seguro que todos darán algo.

Esta es una de esas semanas donde hay mucho de qué hablar y poco espacio. Así que voy a hacer algo que no acostumbro. Dividiré la columna en tres temas esenciales. Estoy seguro que todos darán algo para comentar así que los invito a que participen en la nueva sección de comentarios hasta abajo de la página.

Las palabras del Vasco

Aunque no pude estar en la Federación, tuve la oportunidad de escuchar la conferencia completa de Javier Aguirre. Lo primero que me sorprendió es lo poco que ha cambiado desde hace ocho años. Lo que dijo fue casi lo mismo que en 2001, palabra por la palabra (esa vez sí me tocó ir al recientemente estrenado edificio de Colima), y la verdad es que el discurso es inspirador. Pero, sobre todo, me llamó la atención el tono general de sus palabras. Parece que, con intención o no tanta, hizo lo posible por ser todo lo contrario de Sven-Göran Eriksson. Primero, utilizó cuantas expresiones mexicanas se le vinieron a la mente. Después, dijo que adaptaría su sistema a los jugadores. Luego, afirmó que la táctica era lo de menos, que lo que quería era un equipo que se partiera la madre y que se recuperara anímicamente. Como siempre, no cerró la puerta a nadie (aunque tampoco la abrió), manejó hasta las preguntas más agresivas con sentido del humor y, en general, ofreció pasión y garra contra la frialdad y análisis del sueco. Y, como siempre también, conquistó a todo el mundo, yo incluido. Ahora habrá que esperar al "día D", como él dice, cuando el equipo vaya a San Salvador. Los Pumas que lo merecen Hoy llegué de regreso a Barcelona, pero el tiempo que estuve en México fue útil para ver y analizar muchas cosas, que ya les iré contando. Por lo pronto, tuve chance de ir al Azul y luego a CU para ver dos partidos de los Pumas en vivo y en directo (una de las cosas que más extraño de no estar en Chilangolandia). Hace unas semanas recibí un correo de un lector que me proponía hacer una columna de una selección alternativa, con jugadores que no estaban entre los contemplados por Sven. Llevo un rato tratando de hacerla pero nunca he encontrado el momento. Lo haré, sin duda, ahora que se acerque la convocatoria del Vasco, pero por lo pronto quiero poner tres nombres en el aire. El primero de ellos causará polémica, seguro, y creo que más de uno se burlará de mí en el foro, pero es porque no lo han visto jugar últimamente. Creo que el "Pikolín" Palacios es uno de los jugadores más subvaluados del futbol mexicano. Ha sido parte esencial de una de las mejores defensas de los últimos años. Va muy bien por arriba, es bastante rápido y por ganas no para. Como Sergio Bernal en el pasado, el defensor está pagando los errores del principio de su carrera y por eso nadie lo toma en serio como candidato al Tri. Es verdad, también, que le falta técnica, pero ha mejorado muchísimo en ese aspecto. El domingo pasado lo vi hacer dos cambios de juego casi perfectos. ¿Que su talento se magnifica por tener a Verón al lado? Puede ser, pero la mejor manera de comprobarlo es llamándolo y viendo si realmente tiene nivel. El segundo es Efraín Juárez. Sin recibir publicidad alguna, es quizá el Campeón Sub-17 que está en mejor nivel y me atrevería a decir que, en este momento, es el mejor lateral derecho del futbol mexicano. Impasable en defensa y atrevido al ataque, debería recibir su oportunidad desde el primer partido de Aguirre. El tercero es Ismael Íñiguez. Me parece increíble que, con todos los jugadores del montón que se han vestido de verde, ningún técnico le haya dado una oportunidad al extremo más rápido de nuestro balompié. Tal vez no para iniciar partidos, pero podría ser un arma importantísima como relevo cuando las defensas rivales estén cansadas. En fin, son tres nombres que vale la pena considerar. La venganza de Sparky Para todos los que piden a Cuauhtémoc Blanco, ¿alguno lo ha visto jugar últimamente? Yo tampoco. Y no es porque no siga la MLS sino porque ha perdido su puesto en el Chicago Fire. Además, de nuevo su actitud fuera de la cancha ha dejado qué desear. Hace un poco más de una semana, derribó y simuló tener sexo con Sparky, la mascota del equipo, antes de un partido. No fue el mejor ejemplo para una liga que busca ser familiar. No tengo absolutamente nada contra Blanco. De hecho, lo he defendido varias veces en este espacio, pero creo que en la Selección deben estar los mejores y, sinceramente, si no puede ser titular en la MLS, menos aún debería vestirse de verde. Si recupera su puesto y vuelve a ser esencial, bienvenido sea pero, por lo pronto, cuando alguien pida al 10 de regreso, le recomiendo que se dé una vuelta por el sitio web de la MLS para ver si jugó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas