Carta al Tuca Ferreti

Querido Tuca, antes que nada, me gustaría expresar mi admiración por ti. No es fácil mantenerse como uno de los mejores técnicos de la liga en tantos años y hacerlo en distintos equipos.

Querido Tuca, Antes que nada, me gustaría expresar mi admiración por ti. No es fácil mantenerse como uno de los mejores técnicos de la liga en tantos años y hacerlo en distintos equipos. Aun sin ser fan de tu estilo, reconozco que es efectivo y te ha servido para que tus clubes consigan resultados incluso en las condiciones más complicadas. Jamás olvidaré como sacaste a los Pumas de las garras del descenso y los llevaste a un subcampeonato y un título, y te estaré siempre eternamente agradecido.

Además, me diste una de las mejores anécdotas de mi carrera. Obviamente, tú no lo recuerdas, pero mi primera entrevista en cancha fue contigo hace más de diez años, después de una derrota de Tigres en el Estadio Azul. Tu puesto estaba en juego y yo, queriendo hacerme el importante, te pregunté si había sido tu último partido en el equipo. Me viste con ojos chispeantes y me dijiste “¡@#$%@ chavito, de qué estás hablando!”. En ese momento me quedé helado, pero ahora me da mucha risa recordarlo, sobre todo porque he constatado que, detrás del personaje futbolístico, se esconde un muy buen tipo, temperamental pero simpático. Lo peor es que tenías razón, porque todavía pasaste varios años en el equipo regio, con excelentes resultados.

En este momento, además, vives probablemente el mejor momento de tu carrera. Devolviste el título a Tigres después de casi veinte años de sequía hace dos temporadas y, en ésta, has conjuntado al equipo más espectacular y más atractivo de México. Tienes, además, a la mejor afición del país, capaz de acudir en masa a un partido como visitante, en un hecho sin precedentes en la historia del futbol mundial.

A nivel doméstico ya lo has ganado todo. No te queda nada por demostrar. Quizá el único hueco en tu gran currículum sea la falta de éxito internacional. Un hueco que, además, compartes con tu club, que ha tenido actuaciones decentes en Copa Libertadores, pero nunca ha logrado trascender de verdad. Al mismo tiempo, el archirrival, el Monterrey, ya ha aparecido dos veces en el Mundial de Clubes y, en la edición pasada consiguió el mejor papel en la historia del futbol mexicano.

Este año, la mesa estaba servida para encontrar la gloria internacional que tanto le hace falta a tu club. ¿A alguien le quedaba duda de que estos Tigres eran el mejor equipo de los que quedaban en la Concachampions? Era la oportunidad perfecta para dejar en claro al mundo quién era el más importante de la ciudad a nivel internacional. ¿Te imaginas ganar una final contra Rayados y calificar al primer Mundial de Clubes en la historia de Tigres? ¿Sabes cómo lo celebrarían esos 25,000 fans que viajaron a San Luis más los millones que siguen al equipo semana a semana?

No quisiste y no lo entiendo. Hace unos años estaba claro que la prioridad era la liga, que tanto había escapado al equipo. Pero eso ya es historia. Si el equipo estuviera en una posición comprometida en este torneo, entendería que habría que darle prioridad al pase a la Liguilla, pero tampoco es el caso. ¿Cuál fue la idea detrás de no mandar a los titulares a buscar el pase a Semifinales contra un equipo claramente inferior? Tampoco es que viajar a Seattle fuera meterse al Pacaembú de Sao Paulo. Es un vuelo relativamente corto e incluso te podías dar el lujo de descansar a los titulares en el siguiente partido del torneo local.

Como ya te he dicho, no sólo creo que sabes cómo hacer tu trabajo sino que incluso admiro la forma en que lo has hecho. Así, no me atrevería, ni mucho menos, a darte consejo alguno. Pero sí te diría que tomes en cuenta a los aficionados, a esos que llenan el estadio cada semana, los que han tenido que soportar ver a su archirrival jugar contra el Chelsea mientras su equipo está en Pretemporada contra La Piedad, a los que nada les gustaría más que medir fuerzas contra los mejores del mundo. Pregúntales qué opinan y después toma una decisión. Como dije, no tienes nada que demostrar ya, pero no estaría mal añadir un poco de gloria mundial a la que ya has acumulado tanto en México, ¿no te parece?

Con respeto y cariño

Martín del Palacio

Como siempre, pueden opinar en el mail de arriba, en la sección de abajo y en www.twitter.com/martindelp. Todos sus comentarios serán bien recibidos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas