Los mejores 10 futbolistas mexicanos de la historia

Aquí presento mi lista y mis razones para nombrar a los mejores 10 jugadores mexicanos de la historia.

Hay veces que, al escribir una columna, el tema se impone solo. Todo el mundo está hablando de algo y se vuelve indispensable emitir un punto de vista. Otras, hay multitud de asuntos pequeños, pero ninguno en el que valga la pena profundizar en un texto semanal. Es el caso de esta semana, así que decidí hacer un ejercicio completamente distinto.

En una reciente discusión con mis amigos tratábamos de dilucidar a los 10 mejores jugadores mexicanos de todos los tiempos, coincidíamos en muchos nombres, pero no en las posiciones ni en la importancia. Nos quedamos hasta altas horas de la noche (sin llegar a nada) y eso me hizo pensar que sería interesante repetir el ejercicio aquí. A continuación mi lista y mis razones. A ver qué les parece.

1.- Hugo Sánchez: En general, me parece que debería haber poco debate aquí. Las principales críticas que se le hacen al ex delantero del Real Madrid tienen que ver más con su carácter que con su calidad futbolística. Las cifras son irrefutables, sobre todo a la luz de los problemas que ha tenido el Chicharito para establecerse con los merengues. Una objeción más válida podría ser su rendimiento con la selección nacional, pero 29 goles en 58 partidos y un subcampeonato en la Copa América son marcas más que importantes. El mejor, sin duda.

2.- Rafael Márquez: Aquí es donde puede comenzar la polémica, sobre todo por quien aparecerá en el tercer puesto. Me parece que Rafa merece el segundo puesto por su palmarés internacional. Dos veces campeón de Champions, capitán de la selección nacional en cuatro Mundiales, 125 partidos internacionales. Es verdad que cometió algunos errores de carácter en partidos importantes con el Tri, pero su trayectoria lo avala.

3.- Cuauhtémoc Blanco: Por talento puro, podría estar en el primer lugar de la lista, pero desciende al tercero porque no siempre se reflejó al más alto nivel. Dominó el futbol mexicano por etapas, y fue fundamental con la selección en 1998 y 2002. Pocos en el país han tenido su genio y capacidad de improvisación. Pese a ello, no logró consolidarse en Europa y tardó muchísimo en reflejar su talento con títulos. Quizá sin esa famosa lesión contra Trinidad habría podido ser aún más legendario.

4.- Jorge Campos: Cada vez que escucho que Manuel Neuer “inventó” el puesto de portero-líbero, me salen ronchas. ¿Qué acaso nadie vio futbol en los 90? Campos fue un verdadero adelantado a su tiempo. Era, además, espectacular bajo los palos y sus condiciones físicas verdaderamente alucinantes. Además, ¡era un delantero de muy alto nivel, algo casi impensable en el futbol actual! Lamentablemente nunca se concretó un traspaso a Europa. Hubiera sido espectacular verlo medirse día a día con los mejores.

5.- Alberto García Aspe: Aquí se abre el debate de verdad. Los primeros cuatro están claros, ¿y el resto? En mi opinión, el primero es el mediocampista de Pumas, América y otros. No sólo jugó tres Mundiales sino que fue uno de los mejores en su posición en los primeros dos. Mezclaba cualidades defensivas con talento, determinación y un excelente disparo de media distancia. 109 partidos de selección y 21 goles se dicen fácil…

6.- Salvador Reyes: A muchos no nos tocó verlo, pero quienes tuvieron el honor, señalan que fue el mejor jugador mexicano de su tiempo y uno de los máximos responsables de que al Tri se le empezara a tomar en serio a nivel internacional. Ganó siete títulos con las Chivas y jugó tres Mundiales, disputando todos los partidos en cada uno de ellos. Incluso se hizo una película con él como protagonista, al lado de Resortes, llamada “Los fenómenos del futbol”.

7.- Claudio Suárez: Marcó un paradigma en la defensa central de la selección nacional. Se apropió del puesto y lo hizo suyo en más de 170 ocasiones, lo que fue un record en su momento. Tuvo la mala suerte de que su apogeo llegó justo antes de la apertura de los mercados internacionales, porque, de otro modo, seguramente habría tenido una larga y fructífera carrera en Europa. Ajeno a las polémicas, sólido y trabajador, a veces parece no dársele el mérito que merece.

8.- Antonio Carbajal: Ninguna lista de los mejores jugadores mexicanos puede estar completa sin el legendario portero. Mantenerse en una selección nacional, cualquiera que sea, por casi veinte años es prueba indudable de calidad, y jugar cinco Mundiales es una gesta simplemente impresionante. Quienes lo vieron jugar hablan de su sobriedad y su capacidad de liderazgo. No era espectacular, pero sabía estar donde debía, y eso, en un portero, es una cualidad invaluable.

9.- Luis Hernández: Puede que su elección cause polémica pero una de las principales cualidades de cualquier deportista es saber rendir en los momentos de máxima presión, y nadie como el Matador para eso. Nunca fue un gran goleador en sus clubes, pero se ponía la camiseta del Tri para un gran evento, y las anotaciones estaban garantizadas. Fue campeón goleador de una Copa América y una Copa Oro, y es el jugador mexicano con más goles en Mundiales, con 4 en ese mágico equipo de Francia 98.

10.- Pável Pardo: Mundialista en dos posiciones diferentes, fue el precursor de la nueva oleada de jugadores mexicanos en Europa. Sin las grandes actuaciones de Pardo y Ricardo Osorio, campeones de la Bundesliga con el modesto Stuttgart en su primer año en Alemania, quizá nuestro país no tendría los legionarios actuales. Desterró para siempre el Síndrome del Jamaicón.

Menciones honoríficas: Luis García, Ramón Ramírez, Guillermo Sepúlveda, Tomás Boy, Manuel Negrete, Ignacio Flores, Jared Borgetti

Obviamente, mi lista está influenciada por los tiempos que me tocó vivir, así que los invito a contarme quiénes son, para ustedes, los mejores en la historia de México en el mail de arriba, la sección de abajo y www.twitter.com/martindelp.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas