El Tuca, la decisión correcta

Por lo que me cuentan, la lista de la Federación Mexicana de Fútbol tenía tres nombres: Marcelo Bielsa, Ricardo Ferreti y Ricardo La Volpe, en ese orden.

Parecía que iba a ser Ricardo La Volpe. De hecho, este jueves había escrito ya una columna de por qué creía que el argentino era un riesgo innecesario para México. Lo había hecho por adelantado porque sabía que este viernes no iba a poder escribir. Y, de pronto, todo cambió.

Por lo que me cuentan, la lista de la Federación Mexicana de Fútbol tenía tres nombres: Marcelo Bielsa, Ricardo Ferreti y Ricardo La Volpe, en ese orden. El "Loco" le dijo a los federativos que no podía aceptar hasta diciembre, el "Tuca" no quería realmente el puesto y el "Bigotón" se moría de ganas, pero –con razones justificadas- generaba reticencia entre los dueños de clubes.

Fue por eso que la FMF tardaba tanto en elegir, y el nombre de La Volpe ganaba fuerza. "Descartados" los otros dos, quedaba como el único candidato en pie. Las reticencias de los dueños, especialmente de Jorge Vergara, fueron, sin embargo, insuperables y hubo que buscar una solución de compromiso.

Se volvió a hablar con Ferreti, ahora no para que se quedara definitivamente con el puesto, sino en un rol de interino. Mientras dura su cargo, se negociará con Bielsa, con más tiempo y paciencia, para tratar de llegar a una solución de compromiso entre los difíciles requisitos del "Loco" y los voraces requisitos comerciales de televisoras y patrocinadores.

Pese a que suene caótico, se trata de la decisión correcta. En México muchas veces no sabemos realmente lo que queremos. El "Piojo" Herrera tuvo que salir de una forma totalmente inesperada, sin dar tiempo a la Federación para preparar una sucesión. Era el caos, y había que solucionarlo de algún modo.

Por alguna razón, nos pusimos en el plan de querer dar con el candidato ideal y hacerlo en el menor tiempo posible. Esos requisitos, sin embargo, eran casi utópicos. La temporada apenas había iniciado y los mejores técnicos alcanzables tenían trabajo, y no iba a ser tan fácil convencerlos de dejarlo así como así. La situación era muy complicada.

Entre los dueños quedaba entonces una disyuntiva. Elegir rápido o elegir bien. Estuvieron a punto de elegir rápido y mal, contratando a Ricardo La Volpe, con nueve años de malos resultados sobre sus hombros y una seria acusación sin resolver. Al final, decidieron tomarse su tiempo y darse la posibilidad de hacerlo bien.

El "Tuca" Ferreti es, además, una gran decisión para el interinato. Mucho se ha dicho sobre sus pocos títulos, pero en los partidos que debe dirigir no hay campeonato en juego, sino la obligación de sacar buenos resultados. Y eso el técnico brasileño lo ha hecho en casi toda su carrera. Es cierto, sus equipos han levantado pocos trofeos, pero siempre han obtenido resultados constantes.

Mientras La Volpe ha tenido sus peores resultados en la última década, el Tuca ha obtenido los mejores. Salvó a Pumas del descenso, después lo llevó a una Final y más tarde ganó un título. Regresó luego a Tigres a los que hizo campeones de Liga, Copa y subcampeones de Libertadores. En todo ese tiempo, sus equipos sólo faltaron a tres Liguillas.

Puede no gustarnos su estilo, ni tampoco que le dé poca oportunidad a los jóvenes, pero en estos partidos no se trata de eso, así que no hay demasiado por lo que protestar. Si el equipo juega bien, las perspectivas son alentadoras y se le da el puesto de forma definitiva, entonces habrá que hacer otro juicio pero, por ahora, nada qué reprochar.

Mientras tanto, la Federación tiene tiempo de encontrar al candidato idóneo. Y a partir de ahí se debe juzgar al nuevo equipo directivo conformado por Decio de María, Memo Cantú y Santiago Baños. Si salen con un candidato desastroso, entonces habrá que despedazarlos como se merece. Por lo pronto, tomaron la decisión correcta.

Como siempre, los invito a opinar en el mail de arriba, la sección de abajo y en www.twitter.com/martindelp.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas