El regreso a Japón

América tiene la gran oportunidad de festejar el centenario en este 2016.

Cumplir 100 años se dice fácil, pero no lo es. América tiene la gran oportunidad de festejar el centenario en este 2016 y tanto directiva, jugadores y afición, entienden lo que representa.

En América los aniversarios son diferentes. La responsabilidad de siempre ganar títulos es cosa de todos los días, pero en estos 100 años, parece más obligatorio que nunca.

La última vez en Japón el americanismo sufrió demasiado. No hay otra palabra que la de ‘fracaso’ para describir la actuación en el Mundial de Clubes. Y ahora América tiene la posibilidad de regresar y hacerlo para celebrar los 100 años de historia. La jerarquía de este equipo obliga a estar ahí.

Antes, se encuentra con Tigres, el que seguramente es el mejor plantel de México, en una final de Liga de Campeones de CONCACAF. Fácil, para el América, definitivamente no será.

Por confirmarse algunas bajas por lesión y las ya conocidas suspensiones de Darwin Quintero y Michael Arroyo. La última vez que América fue al ‘Volcán’, también fue mermado y se llevó 4, después de empezar ganando. Faltó tranquilidad y los de Ignacio Ambriz se descompusieron. Eso en una final, se paga muy caro.

Justamente hablando de Ambriz, estoy seguro que Nacho ha encontrado la llave para hacer jugar al equipo de la manera que él quiere. Pero con un plantel con tantas bajas, no sé que pueda pasar. Con equipo completo, Ambriz sabe responder.

América tendrá que abogar a la grandeza, al carácter y a la historia para jugar la final de ida en el Volcán.

Habrá que pedirle una noche mágica a Hugo González en la portería para detener a un monstruo como lo es André-Pierre Gignac, también esperar que Oribe Peralta continúe con la racha goleadora de las últimas semanas y que José Daniel Guerrero se adueñe del medio campo. Ahí está la ilusión de los de Coapa para la ida.

Eso sí, las bajas y ausencias no servirían como pretexto. América es grande y se tiene que enfrentar siempre contra todo y contra todos. Tiene que salir a ganar.

Por otro lado, Tigres también quiere estar en Japón. Un Mundial de Clubes le hace ilusión a todos y más si nos acordamos que en el patio de enfrente, Rayados ya ha conseguido ganar la Concachampions.

Después de esto, me queda claro que tendremos una fantástica final. Dos de los mejores equipos de México buscando representar a la confederación en Japón. Cada quien con sus fuerzas y con sus armas. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas