Los futbolistas responsables

¿Hasta dónde llega la responsabilidad de un futbolista? Lo acontecido en esta Copa Oro con las tres selecciones más importantes del área me deja pensando sobre el campo de responsabilidad de un jugad

¿Hasta dónde llega la responsabilidad de un futbolista? Lo acontecido en esta Copa Oro con las tres selecciones más importantes del área me deja pensando sobre el campo de responsabilidad de un jugador profesional. Primero, con el trillado aunque poco claro caso del clenbuterol con los mexicanos. Todo apunta a suponer que se trata de un accidente fortuito (ya que aunque se llegue a conocer su origen difícilmente estará relacionado con un responsable estrictamente deportivo). Osea, si la carne estuvo contaminada, ni los jugadores ni los entrenadores ni los directivos pudieron evitarlo seguramente. El problema es que ahora los cinco involucrados ya se vieron afectados al no participar en el certamen y probablemente a punto de recibir una sanción. ¿Esto es justo o injusto, es o no responsabilidad de Ochoa, Sinha, Dueñas, Hobbit y el Maza? Por otra parte, el equipo costarricense se vio involucrado en un hecho totalmente extracancha. Versiones periodísticas de la prensa tica destacaron que ocho jugadores del plantel aprovecharon una noche de descanso de la semana previa al enfrentamiento con Honduras para armar una fiesta en la que suponen no fue acorde a jugadores profesionales. A esto, el técnico Ricardo La Volpe pidió pruebas fehacientes aunque adelantó que de ser cierto, el que un jugador se tome 5 ó 6 cervezas en plena competencia oficial resultaría una irresponsabilidad. ¿Tiene o no razón Lavolpe, hasta donde el cuerpo técnico los puede controlar y hasta dónde los jugadores son dueños de sus actos? Al final Costa Rica no pudo con Honduras y parte del medio futbolístico tico cataloga esta salida temprana como un rotundo fracaso. Y Estados Unidos en cambio, llamó la atención al acceder a un hecho fuera de lo común. Previo al juego ante Jamaica por el pase a la Semifinal y con las dudas propias tras haber accedido en segundo lugar del sector y con un pobre funcionamiento, el técnico Bob Bradley le dio permiso a las dos máximas estrellas para romper concentración e irse a las bodas de sus hermanas (Landon Donovan y Clint Dempsey). Esto además de extraordinario para algunos resultó injusto ya que los futbolistas tendrían que dejar a un lado los asuntos personales para enfocarse en los compromisos de su equipo, en este caso de su Selección Nacional. El resultado, Donovan y Dempsey bailaron la “Macarena” con sus familias y después bailaron a los jamaiquinos sobre el terreno de juego. En este último punto me gustaría destacar una de tantas diferencias que tiene la organización futbolera en Estados Unidos con el resto del mundo. Los equipos de la MLS no hacen concentraciones para los partidos de la Liga como si hacen los equipos de la primera división en México y otros países. Esto desde mi particular punto de vista no siempre arroja beneficios, justamente porque la vida personal de los personajes en cuestión puede entrometerse en los compromisos del futbolista: No descansar bien (y no necesariamente porque se le cruce alguna fiesta sino por alguna preocupación personal o  familiar), no alimentarse correctamente, no enfocarse en el juego o en el rival. En este sentido yo creo que el entorno de una concentración cuando se toma positivamentesiempre acerca a un mejor estado físico y mental, aunque para los estadounidenses no sea necesario. Yo estoy de acuerdo con La Volpe (y no ocurre muy seguido), sin tocar en ningún momento la vida privada de nadie, ni lo que hagan o dejen de hacer (que a mi honestamente no me interesa) si creo que los jugadores deben ser responsable siempre. Vivir como futbolista (sin caer en moralismos ni exageraciones) porque cada uno que se dedica a este deporte profesional conduce su propio destino, y el enfoque, seriedad y respeto que le den a su carrera terminará por notarse sobre el terreno de juego. PD. Sigo pensando que Estados Unidos (a pesar de la mejora ante Jamaica) no tiene con qué pelearle a México en esta Copa Oro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas