No sólo son de Guadalajara

El equipo más popular de nuestro país es también un buen ejemplo a seguir en el balompié azteca.

El equipo más popular de nuestro país es también un buen ejemplo a seguir en el balompié azteca.

Netamente mexicano y con las mejores ideas. Líder de la tabla general y dueño de un estilo propio de juego. Es el Club más galardonado en la era profesional en nuestra liga y el que más afición lleva a los estadios (aunque hoy, el suyo, no presente estas entradas). Es la Institución que mejor entendió que “hacer escuela” no es otra cosa más que trabajar en la cancha con una filosofía clara a seguir.

Las Chivas están en lo más alto y de paso se dan el lujo de proveer a todas las selecciones nacionales el talento que siembran y cosechan. Son la base del Tricolor Mayor y la base de las figuras de la Sub-17 y Sub-20 que tantas alegrías dieron a México en este Verano. Por donde se les vea, están haciendo las cosas correctamente aunque un título les ayudaría a reforzar esos logros como Institución.

Y “de pilón” cumplen con su regla hasta la última letra.

Todos destacamos que las Chivas jueguen sólo con mexicanos y en una época como la de hoy,  de globalización y mezcla de culturas, también le sacan provecho a esta peculiar exigencia (solo jugadores nacionales).

Mientras varias Selecciones en el mundo utilizan jugadores extranjeros naturalizados y muchos equipos profesionales basan su columna vertebral en los foráneos, las Chivas, continúan fieles a su requisito principal aunque gozando las ventajas que hoy representa tener a tantos mexicanos en otras partes del planeta.

José Luis Real, ha sido desde hace un par de décadas, uno de los entrenadores que mejor ha trabajado con el talento joven y él mismo reconoce que hay tela de donde cortar:  “Sin ninguna duda hay talento (mexico-americano) del que no nos hemos aprovechado, y me cuento yo entre los que no lo hemos sabido aprovechar”.

Casos como los de Gerardo Mascareño, Eduardo Fernández y Miguel Ángel Ponce en la actualidad, han destacado como jugadores del Rebaño nacidos en territorio estadounidense, que al ser hijos de padre o madre mexicana, constitucionalmente son “mexicanos por nacimiento”.  

Sigo cierto en que México es superior futbolísticamente a Estados Unidos en preparación, táctica, estrategia y competencia, aunque los niños y jóvenes que crecen en el vecino país del norte cuentan con un desarrollo físico diferente y muy por encima del nuestro.

La educación y desarrollo atlético con los que cuenta la cultura norteamericana y la preocupación por practicar diferentes disciplinas a buen nivel durante la niñez y la adolescencia significan una ventaja con respecto a la mayoría de nuestros atletas.  Ahí podría también estar una ventaja para nuestros futbolistas que no necesariamente viven y se preparan en nuestro país.

Mañana, el Guadalajara se enfrentará al Chicago Fire y posiblemente en las tribunas pudieran estar las próximas figuras del equipo más popular de los mexicanos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas