¿Y si se va el Tri a la Conmebol?

Escuchar a algunos amigos sudamericanos decirme "México tendría que eliminarse en la CONMEBOL, a ver si así va a tantos mundiales", me abre de nuevo la pregunta de siempre: ¿Afectaría o beneficiaría?

Depende el sapo es la pedrada. A mayor competencia mejor nivel, pero. . .

La Selección Mexicana está por llegar al Hexagonal Final de la Eliminatoria Mundialista con el paso más firme que le he visto en mucho tiempo. Incluso mejor que en el proceso rumbo a Alemania 2006 y aún así hay quienes critican momentos de su desempeño sobre el terreno de juego.

Dicho con todo respeto, creo que analizar lo bien que se juega o con cuánto alcanza para quedar satisfecho ante algunos rivales débiles de la zona de la CONCACAF (evito nombres) resulta muy injusto y complicado. A veces no existe parámetro. Saber si meter 8 o 12 goles basta para que la tribuna se vaya contenta creo que es ocioso, ya que esa comparación de poco o nada nos sirve para saber si somos buenos, malos o regulares.

Escuchar a algunos amigos sudamericanos decirme  “México tendría que eliminarse en la CONMEBOL, a ver si así va a tantos mundiales”, me abre de nuevo la pregunta de siempre: ¿Afectaría o beneficiaría a nuestra Selección ese hipotético cambio?    

Australia lo hizo hace 6 años para la eliminatoria rumbo a Sudáfrica 2010 porque ya no quería dejar su participación en un “albur” al enfrentar la respesca. Se armó de valor y levantó la mano, por lo que en lugar de pelear el boleto ante Nueva Zelanda o Islas Fiji, lo hizo frente a equipos un poco más estructurados del continente asiático (que cuenta con más plazas que Oceanía).

La existencia de 2 confederaciones en nuestro continente provoca esta disputa y aunque la respuesta negativa de algunos sobre los posibles impedimentos -tales como las distancias- para unificar un solo organismo me hacen recordar casos que demuestran que esto puede no ser lo más importante: Australia misma viajó más de 11 mil kilómetros para enfrentar a selecciones como Irak –por ejemplo- y terminó en primer lugar de su grupo para conseguir después el boleto directo a la Copa del Mundo, en donde perdió ante Alemania, empató con Ghana y venció a Serbia, sumando 4 puntos y quedando fuera de los Octavos de final sólo por diferencia de goles.

O el mismo caso de la Guyana de nuestro mismo grupo en esta ronda rumbo a Brasil. Un representativo sudamericano que es tomado como caribeño y por lo tanto tuvo que volar más de 5 mil kilómetros para enfrentar al Tri en el Azteca, o más claro aun debiendo viajar 4,600 kilometros para ser local ante el mismo México en el bonito estadio del Dynamo de Houston (porque el cricket  –y el millón de dólares de ganancias-  lo ameritaba).

Yo creo que México puede pelear de tú a tú por los boletos en la CONMEBOL. Las participaciones en Copa América (aunque sea algo diferente ya que es un torneo de tan sólo unos cuantos días), 2 Subcampeonatos y 3 terceros lugares en 8 participaciones demuestran la competitividad de nuestro equipo nacional, aunque honestamente esto no creo que suceda.

La CONCACAF fue creada hace 5 décadas en México y con mexicanos y significa un órgano poderoso (aunque sus lauros internacionales no lo demuestren tanto) para la FIFA.

Aún así, yo sí vi como nuestro balompié elevó su nivel después de la primera participación en la Copa América (1993) y a nivel de clubes tras la participación en la Copa Libertadores (1998) aunque quizá con tanta actividad actual, a México no le venga mal seguir afrontando esta eliminatoria, siempre consciente de la importancia de cumplir con empeño, inteligencia y seriedad como se hace hoy por hoy con esta generación.  México va caminando a la siguiente ronda gracias -entre otras cosas- al respeto por el trabajo y al proceso, a diferencia de los cambios equivocados de cabeza que han sufrido representativos como los de Costa Rica, El Salvador y Honduras.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas