oguzman

Nuestros chicos en la Libertadores

Martes 13 de Noviembre del 2012



¿Quién puede negarle el sueño de grandeza a Xolos o Panzas Verdes? Hicieron los méritos en nuestro entorno para ir al otro patio a demostrar lo que saben. Están ante la oportunidad que nunca imaginaron y que pueden librar -igual que en el último semestre- con alegría y buen futbol.

Para empezar debo aclarar que el término “chico” lo utilizo muy a la sudamericana debido al contexto de este certamen, por la jovialidad que estos dos conjuntos han derramado (aunque muchos de sus estrellas ya no se cuecen al primer hervor), nada tienen que ver su grandeza o blasones.

Recuerdo claramente hace 15 años cuando don Jorge “Indio” Solari -entonces técnico americanista- se refirió así de los Pumas previo al encontronazo entre los de Coapa y los del Pedregal. Las críticas le llovieron, lo deshicieron por minimizar a los de la UNAM al llamarlos “chicos”, y aunque el bien preparado y canterano entrenador pampero explicó que se refería a la juventud y dinamismo de su rival la verdad es que pocos aceptaron su justificación.

Yo también antes pensaba que la participación de equipos mexicanos en este importante torneo podría ser más lucida con planteles y trayectorias legendarias. Uno o dos equipos de la Capital, el “grande” de la Perla Tapatía, los dos de La Sultana del Norte, y dos o tres más como los de las capitales mexiquense, hidalguense o de La Comarca Lagunera.

Hoy, después de casi 15 años de que nuestros clubes se la rifan en el Cono Sur, estoy entusiasmado con tijuanenses y leoneses.

Ambos cuentan con planteles de calidad, armonía y gran ambiente en las tribunas llenas de una afición entregada, apasionada y agradecida, y de pilón con dos directores técnicos oriundos de esas tierras (y no porque yo no crea que nuestros entrenadores nacionales no sirven, todo lo contrario, pero contar con un uruguayo y un argentino, conocedores de la importancia de este torneo, creo que ayudará a tomarlo con la seriedad debida).

Matosas es un apellido de enorme respeto en Uruguay. Su padre ocupa un lugar en la historia del equipo nacional, y él (el hijo) vivió ya estas experiencias coperas con Peñarol, San Lorenzo y Racing.

Gustavo brilló como técnico en el Querétaro y volvió por la revancha en el León. Este entrenador es vivo, serio y aguerrido. Combinación perfecta.

Y hablando de revanchas y peso específico en el Cono Sur, a Mohamed le queda como anillo al dedo. El “Turco” fue uno de los mejores extranjeros en los últimos 20 años en venir a nuestra liga, aunque como entrenador no había tenido suerte (en México). Ya siendo estratega fue a su país y ganó la Copa Sudamericana (con Independiente), aunque regresó a nuestro país para sacarse la espina. No pudo triunfar ni con Morelia, Querétaro, Jaguares o Veracruz, pero asumió el reto Xolo y así lo sacó a flote (sin pretextos y con bravura). “T ony” fue un crack en la cancha y en la banca también ya demuestra recursos, argumentos y magia.

Claro que afrontar dos torneos representa una dificultad mayor. Claro que ambos equipos todavía tienen que concentrarse en el porcentaje (debido a lo fluctuante de su puntuación), pero pensar en no poder sería pensar verdaderamente “muy chiquito”. Y es que siendo sinceros, el mote de “chico” también podría traducirse en otro sentido en el de “junior”, tomando en cuenta el billete de sus papás.

Dos de los hombres más ricos de Latinoamérica avalan a estos conjuntos, tanto al León como como al Tijuana por lo que creo que apuntalados con refuerzos y comodidades sacarán chispas en esta experiencia internacional.

En 1998, los primeros fueron Chivas y Águilas -por invitación-. Hoy, creo volver a estar igual de ilusionado con los dos irreverentes y alegres contendientes que completan al gallón para recuperar el prestigio continental. Me encanta la idea de ver al Toluca, acompañado por Tijuana y León en la Copa Libertadores. Tres equipos que seguro reflejarán cabalmente la nueva cara de nuestro futbol mexicano.

Nota: Las columnas que se presentan en la seccin Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad nica de sus autores y no reflejan necesariamente la opinin periodstica de Medio Tiempo.

Comentarios