Trascender o estar de paso

Llega el momento en que hay que tomar decisiones. Lo que marca a los protagonistas puede darse de manera casual y espontánea o bien producto del empeño y la determinación.

Llega el momento en que hay que tomar decisiones. Lo que marca a los protagonistas puede darse de manera casual y espontánea o bien producto del empeño y la determinación. Cualquier hombre de futbol aspira a ser reconocido. Ganar lo más posible (títulos, respeto, seguidores o dinero), aunque a veces -y sobre todo en la tan cambiante actualidad- sería bueno recordar que las grandes oportunidades a veces no pasan dos veces y que el tiempo cobra factura.

Ayer, viendo el partido de la Real Sociedad de visita en la cancha del Almería, me volvió a quedar muy claro que Carlos Vela es figura de este equipo aunque sigue brillando cuando quiere y lo que le apetece. El quintanarroense ha marcado más de 40 goles con la Real Sociedad desde su llegada al cuadro vasco y en tres años claramente ha brillado lo que no ha podido en su inestable andar por los otros cuatro clubes (Arsenal, Salamanca, Osasuna y West Bromwich) aunque de una u otra forma en todos alcanzó a hacerse presente en el marcador. Dejemos por un momento la polémica, los cuestionamientos casi sin respuesta tras sus negativas a la Selección Mexicana, el encono de aficionados, personajes del medio y periodistas (a mí en lo particular me sigue pareciendo inconcebible que no quiera jugar para el Tri) y veamos para qué está todavía este joven delantero azteca. Vela tiene 25 años de edad, un futuro aún promisorio aunque la edad exacta para tomar una decisión seria y bien pensada. Si él de plano prefirió no jugar en su Selección (y con la posibilidad de no volver a ser tomado en cuenta en un futuro), uno entendería que es porque aspira a convertirse en hombre fuerte de su club. Ahora la pregunta es ¿Cuál Club? Hace unos meses el mexicano le cayó muy mal a la afición de San Sebastián cuando abrió la posibilidad de salir del equipo, mismo con el que ha vivido su mejor momento y con el que tiene contrato hasta el 2016 y aunque no dudo que existan equipos interesados por él tendrían que pagar una cláusula de recisión cercana a los 30 millones de euros no fáciles de desembolsar por cualquiera. Ya en otras colaboraciones he destacado mi punto de vista que mantengo intacto. A Carlos Vela no le han ayudado sus decisiones propias, ni las motivadas o solapadas por la gente que lo maneja. Yo creo que Vela sí tiene calidad y nivel para brillar en otro equipo más importante. Claro que me lo imagino en el Atlético de Madrid. Claro que me gustaría verlo cobrar revancha deportiva en uno importante de la Liga Premier (por no decir el mismo Arsenal). Por supuesto que me gustaría verlo hacer goles en Italia con el Milán (que sinceramente en los últimos torneos contrata a cualquiera), el Inter o la Roma, pero ¡ojo Carlos! que el tiempo y las oportunidades a veces no pasan dos veces. Si en la Real Sociedad te has sentido bien, has jugado, has anotado goles y el grupo y la afición te han aceptado tanto e incluso estimado como parece, no eches a la borda todo ese afecto y comunión que según yo, son fundamentales para jugar, disfrutar y destacar en esto del futbol. ¿Ustedes no creen que Santos, Cabinho, Reinoso o Marín pudieron jugar en otros equipos importantes o de mayor talla internacional que América, Pumas o Cruz Azul? Sin embargo ellos se sintieron tan bien que ahí se quedaron para hacer historia. Antonio Carlos Santos llegó a los 23 años al América y Evanivaldo Castro “Cabinho” a los 26 a los Pumas. De ambos sobra destacar lo que hicieron en México siendo brasileños y particularmente con esas dos franquicias. Y los que yo creo han sido los mejores extranjeros en la historia de nuestra liga también se afianzaron en edades similares: Carlos Reinoso llegó a los 25 al América y Miguel Marín a los 27 al Cruz Azul. Tú dirás Carlos Vela si quieres seguir navegando con calidad por uno y otro lado, o decides un matrimonio real, fiel y comprometido con un club en el que brilles por los próximos años, sueñes con grandeza y escribas una historia de la que otros -además de ti mismo- puedan estar orgullosos el día de mañana. @guzmanjuegue

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas