Lo dijo un gran futbolista

Paolo Maldini dijo: 'El futbol es la juventud eterna, vivir de un juego es abusar de la suerte, porque prolonga lo mejor de la infancia'.

Paolo Maldini dijo: "El futbol es la juventud eterna, vivir de un juego es abusar de la suerte, porque prolonga lo mejor de la infancia", y la verdad es que no hay nada más divertido que jugar al fútbol, en la calle, en el patio de la escuela, en el parque, en la cancha, los más afortunados lo lograron hacer en un estadio, es más, en la sala de tu casa, recordar esa pared perfecta que te regresó el escalón, la silla etcétera.

El juego por sí sólo es maravilloso, pero lo que rodea a este bello deporte no se queda atrás, es el pretexto perfecto para ver a tus cuates, platicar y convivir.

Recuerdo a mis cuates, "Luisito", el "Dieguis", el "Brau", el "Mostro", el "Ruso", el "Chinotes", el "Boli", "La Chiva", "La Mike", el "Perro", el "Paletas"... en fin, un sinnúmero de apodos que nos identificaban.

Acá la pequeña diferencia es que éramos profesionales, pasó de ser un bello juego a una profesión y una gran responsabilidad.

Cualquier lugar era bueno para divertirnos, aeropuertos, hoteles, vestidores, etcétera, pero esta historia ocurrió en un camión.

Con los Rayos, ya de camino al coloso de Santa Úrsula, como era mi costumbre, iba en la parte trasera del camión, algunos escuchaban música, otros leían algún buen libro y otros inventábamos una que otra canción, cuando viene caminando para atrás (omitiré su nombre por respeto) uno de los líderes del equipo, máximo goleador de la historia del América, un señorón en toda la extensión de la palabra; se mete al Baño, a mi lado venia el famoso "Ruso", quien con sólo una mirada nos poníamos de acuerdo para la fechoría, y sí, tuvimos la osadía de encerrarlo en el baño.

El "Ruso" y yo afuera del baño impidiendo la salida de aquella figura, no pasaron más de 10 segundos para el primer intento de salida, el forcejeo y los nervios comenzaron, gritó sus primeras palabras de desesperación, "hey cabghones, yo no me llevghoasí", pasó claro por el "putgha madghe ya abghan", (lease en "Tuca" Style).

Hasta que ya no aguantábamos, entre la risa y el miedo nos volteamos a ver y escapamos, el "Ruso" quedo de frente a la puerta del baño y yo adelante; sale enfurecido y se va contrael "Ruso", éste le dice "fue el 'Rambo'", lo vi venir furico y cara a cara (obvio yo ya con pañal) y me dijo "cabghoncito yo no me llevo así, la próxima vez que hagas esto mi puño en tu cagha (quiso decir cara)", el camión enmudeció y no me restó más que ofrecerle una disculpa y comprometerme a que no volvía a pasar.

Cabe Destacar que Garotinho fue y será siempre para mí un gran ejemplo dentro y fuera de la cancha.

La Frase, creo que la recordaremos toda la vida y aún nos seguimos riendo de ese episodio, al final eso es lo que es este maravilloso juego... diversión.

@26angelsosa

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas