La Semifinal sí tiene presión

Podría pensarse que en las Semifinales las cosas serán como se suponen deben de ser. Tanto Pumas como Pachuca que han venido jugando bien, tendrían que ganarle a dos equipos que han jugado bien.

Podría pensarse que en las Semifinales las cosas serán como se suponen deben ser. Tanto Pumas como Pachuca que han venido jugando bien, tendrían que ganarle a dos equipos que han jugado bien, entre comillas, pero sin brillar. Para mí, lo que ha sucedido en el caso de Puebla e Indios habla de lo mucho que cuenta para el jugador en México la parte mental. Ninguno de los dos equipos que estuvieron peleando el descenso tenían presión en Cuartos de Final ya que el simple hecho de calificar ya era cuestión de festejo. Pero el estar en Semifinales no puede ser tomado, a menos que sea muy bien manejado  por los entrenadores, como algo que no conlleva la misma tensión para ambos. Ya las Semifinales se vuelven en la cabeza de muchos como el último escalón para ser finalista y eso ya está muy lejos de simplemente "nos salvamos y estamos disfrutando la fiesta". Ya hay otra responsabilidad. La gente misma en la tribuna empieza a creer que hay posibilidades cuando antes a lo mejor ni lo pensaba. Y nuevamente vuelve a jugar un papel importante la parte mental. Si lo pudiéramos resumir en algo muy concreto y pequeño, que ya sabemos que en el futbol no siempre funciona así, si mi equipo fue irregular y voy a jugar contra otro irregular, seguramente ganará el que llegue con menos presión o más mentalizado.

Es evidente que Puebla e Indios en la primera fase no tenían ninguna razón para estar nerviosos ni presionados, y que tanto Toluca como Monterrey encaraban esos partidos de manera diferente en sus cabezas. En esta ocasión pudo más el no estar presionado que el estarlo. Ya las Semis te obligan a soñar con la Final. Algo que a muchos en vez de motivarlos les exige y es aquí en donde empiezan a flaquear los jugadores que  no son fuertes mentalmente o quizás los que no lo habían analizado así desde antes. A toda proporción guardada, lo conversaba ayer con los jugadores que fueron Subcampeones del mundo en la playa, porque ellos vivieron algo así. Nadie daba un peso por nosotros. Cuando avanzamos a la siguiente ronda, aún disfrutábamos, y se sentía en el aire, lo que estábamos consiguiendo. No había presión. Pero al llegar a la Semifinal todo cambió. Todos empezamos a entender en dónde estábamos parados y sobre todo lo que se nos iba de las manos si no la ganábamos. Ayer lo comentamos y todos coincidimos. Ni Puebla, ni seguramente hoy Indios, viven esta fase como vivieron la parte del torneo en donde sólo eran un equipo que se había salvado ya. Es entonces que supongo que en igualdad de circunstancias, tanto Pumas como Pachuca han jugado mejor y tienen más armas para ser finalistas. Eso no quiere decir que no pueda pasar otra cosa, porque en el futbol nacional mucho se debe a como se compita, y hay tantas cosas y maneras de encarar un partido de vuelta de Liguilla. Podríamos pensar quizás que el Puebla será más peligroso viniendo de atrás como estuvo al parecer cómodo todo el año que con ventaja, y dependerá mas de si Pumas de local está incontenible o sucumbe a la presión de que si pierde decepcionará a muchos. Para terminar  quiero decir que a mí me parce triste que el personaje del año sea el "Chelís" y que a todas luces se haya convertido ya en algo estudiado y no en algo espontáneo. Qué lejos quedó aquel "Chelís" que de vez en cuando decía alguna frase "sin querer" que hacía que todos hasta se burlaran de él y se cuestionaran cómo un tipo así podía estar dirigiendo en Primera División. Hoy sus frases chistosas "a huevo" a mí me parecen burdas y hasta vulgares. Su mercadotécnica lastimosamente bien comprada por nuestros pocos informados medios y menos inteligentes aficionados, es un ejemplo claro de dónde estamos y quiénes somos. Si comparo sus conceptos con los que ha vertido Guardiola en las últimas semanas me siento triste. La diferencia  abismal entre el hombre del año del futbol español con el del futbol mexicano habla por sí sola. Eso sí, a los jugadores del Puebla les sirvió tener en la banca a alguien que les produce poca autoridad y a quien respetan menos que sus entrenadores anteriores. Y esto me lo dijo un jugador poblano eh, que conste.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas