La pared en el maratón ¿Cómo evitarla?

El maratón es una prueba exigente, no únicamente por la distancia, sino porque involucra mucho esfuerzo físico y psicológico.

El maratón es una prueba exigente, no únicamente por la distancia, sino porque involucra mucho esfuerzo físico y psicológico para poder superarla. Uno de los momentos más difíciles que atraviesan los corredores es denominado “la pared” o “el muro”. Quienes ya la han vivido sabrán a lo que nos referimos.

¿Qué es la pared? Podríamos definirla como un agotamiento tanto físico como mental, que sufre el cuerpo cuando se agotan las reservas de energía (glucógeno). Generalmente pasa en el kilómetro 30, cuando ya llevamos alrededor de tres horas corriendo. El músculo se fatiga porque ya no tiene gasolina, sin embargo, la peor parte es el desgaste psicológico que podemos llegar a sentir: muy de malas, con ganas de llorar, sin entender por qué se nos ocurrió correr ese maratón.

El nivel de entrenamiento determina en mayor parte el éxito de tu competencia. Sin embargo, entre dos corredores de elite, que entrenaron bien y que la genética les favorece, una alimentación correcta puede hacer la diferencia. Te dejamos aquí tres consejos para que esa pared no acabe contigo:

1. La alimentación también se entrena. Sabemos que los hidratos de carbono, o mejor conocidos como carbohidratos, se almacenan en el cuerpo en forma de glucógeno en hígado y músculos, pero la capacidad de almacenamiento es muy limitada. ¿Tienes idea de cuánto nos cabe? En hígado solamente 100 gramos y en músculo 500. Eso no quiere decir que todos tengamos medio kilo de glucógeno en el músculo, sino que tenemos que ir entrenando a nuestro cuerpo a almacenar cada vez más, para que el día de la competencia, lleguemos con el tanque lleno. Si quieres cuidar tu dieta una semana antes del maratón, no te servirá tanto. Debes hacerlo durante todo el periodo de entrenamiento.

2. Mantente bien hidratado. Si eres de los que se espera a tener sed para tomar agua, ¡estás construyendo una pared enorme! La sed en un síntoma de la deshidratación, por lo que si te da, quiere decir que ya te deshidrataste. Al menos cada 15 minutos debes tomar algo de líquido, ya sea agua o bebida deportiva, es por eso que en el maratón, los abastecimientos están colocados cada 2.5 Kilómetros. ¡No te saltes ninguno!

3. La clave, que no se te acabe el azúcar. Actualmente existen muchas maneras prácticas de ingerir glucosa (azúcar) y electrolitos, para eso son los famosos geles energéticos. Recuerda que la idea es que los pruebes durante tus entrenamientos y no el día del evento, porque puede ser que tú estómago no los tolere y no queremos que tu pared tenga forma de baño. Lo ideal es consumir la mitad cada 5 Km, desde el inicio. Si no te agrada el gel, existen diferentes productos como son las gomitas o frijolitos: elige lo que te caiga mejor y que favorezca más tu rendimiento.

A veces entre más difícil es el reto, mayor es la satisfacción, y te aseguramos que cuando llegues a la meta, te sentirás muy satisfecho de haber derribado el muro y de comprobarte a ti mismo que puedes lograr todo lo que te propongas. Sin embargo, entre mejor entrenado estés, lo disfrutarás más, y la alimentación debe ser parte de esta preparación. ¡Nos vemos en la meta!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas