Antioxidantes, necesarios para seguir corriendo

El oxígeno es necesario para la vida, para respirar, correr y mantenernos despiertos.

El oxígeno es necesario para la vida, para respirar, correr y mantenernos despiertos, sin embargo también tiene su lado oscuro, ¿lo sabías? Cuando el oxígeno pasa por las células de nuestro cuerpo va dejando sustancias reactivas que, a la larga, pueden enfermarnos, pues dañan todo lo que tocan: estos son los famosos radicales libres.

EL EJERCICIO NOS “OXIDA POR DENTRO”

De hecho, las grasas no se “queman” cuando hacemos ejercicio, lo que realmente pasa es que se oxidan, es decir, se transforman para convertirse en una fuente de energía. Lo mismo pasa con las proteínas del músculo, sobre todo cuando nuestra dieta es muy baja en carbohidratos y no tenemos energía suficiente.

Entonces, podemos decir que el ejercicio es una manera de “oxidarnos”. Por supuesto que entre más intenso y agotador es el entrenamiento, más estrés genera en nuestro cuerpo, y más radicales libres se pueden ir acumulando hasta causarnos una fatiga crónica, lo que también conocemos como sobreentrenamiento. Por eso es importante la alimentación y el descanso adecuado.

¿CÓMO NOS DEFENDEMOS? LOS ANTIOXIDANTES NOS SALVAN

Los antioxidantes son moléculas que pueden unirse a estos radicales libres: los atrapan y no los sueltan para que no puedan dañar ninguna parte de nuestro cuerpo, evitándonos lesiones y enfermedades. Las vitaminas son los antioxidantes por excelencia, aunque también tenemos a minerales como el selenio, el zinc y los polifenoles. Estos últimos están presentes en la mayoría de las frutas y verduras y traen beneficios a la salud, entre ellos, prevenir algunos tipos de cáncer.

¿NATURAL O ARTIFICIALMENTE?

No es necesario tomar ningún suplemento para evitar el estrés del entrenamiento. Puedes lograrlo con una alimentación correcta. Los alimentos que te pueden ayudar principalmente son los vegetales, varía los colores, pues recuerda que cada color aporta diferente tipo de vitaminas y minerales. Te dejo algunos ejemplos:

• Vitamina C: guayaba, fresa, kiwi, brócoli, naranja, mandarina, papaya, melón.

• Vitamina E: aceite de oliva, nueces, almendras, germen de trigo.

• Selenio: pepitas de girasol, carne, ajo, cebolla, pescado.

• Polifenoles: té verde, arándanos, jitomate, y la mayor parte de las frutas y verduras.

¡TODO CON MEDIDA!

Es cierto que a veces, por el ritmo de vida que llevamos, nos atrevemos a tomar algún suplemento de vitamina C o antioxidante, y se vale. Solo recuerda que nuestro cuerpo también tiene manera de producir sus propios antioxidantes, si lo acostumbras a siempre tener la pastillita, se volverá flojo y dejará de fabricarlos, esto a la larga podrá traerte consecuencias.

Y otra cosa, el no movernos ¡también nos oxida! Así que no dejes de aprovechar los beneficios del “running” combinado con una buena alimentación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas