Running y alimentación, lo que toda mujer debe saber

Running y alimentación, lo que toda mujer debe saber Running y alimentación...

Las mujeres estamos ganando terreno en el running, cada vez somos más, y es un hecho que la alimentación es clave para poder lograr un buen rendimiento. Sabemos que las hormonas femeninas causan trastornos en nuestro cuerpo al menos una vez al mes, o inclusive cada día. Hoy hablaremos sobre los cuidados especiales que debes tener en tu alimentación, para evitar descompensarte.

1.- Cuida tu consumo de hierro. Debido a la pérdida de sangre en el periodo menstrual, la mujer tiene mayor probabilidad de desarrollar anemia debido a una deficiencia de hierro. Debes saber que este mineral se absorbe en cantidades muy pequeñas cuando su origen es vegetal, es decir, que comer un montón de espinacas, no te va a servir. Lo mejor es incluir alimentos de origen animal con hierro, por ejemplo: yema de huevo, carnes rojas, sardinas, hígado, pavo.

2. -Para mejor absorción del hierro, aumenta tu consumo de vitamina C. La vitamina C, ayuda a que el hierro que consumimos de los alimentos, se absorba más fácilmente. Recuerda que los vegetales más ricos en vitamina C, son: guayaba, kiwi, fresa, toronja, papaya, mandarina, limón, naranja, pimiento, perejil, jitomate. Consume al menos cinco porciones de fruta o verdura al día.

3.- Las grasas omega-3, tus mejores aliadas. También conocidas como poliinsaturadas, se encuentran en alimentos como el salmón, arenque, sardinas, aceite de linaza, almendras, chía y nueces. Además de proteger tu corazón de corredora, tienen propiedades antiinflamatorias, es decir, que pueden ayudarte a no sentirte tan hinchada en tu síndrome premenstrual. Además inhiben el dolor, o sea que si corres distancias largas seguro les darás las gracias.

4.- Mantén un peso saludable. Muchas mujeres empezamos a correr para bajar de peso, luego nos gusta tanto que no queremos dejar de hacerlo, sin embargo, no debes obsesionarte. Recuerda que no por correr te tienes que sentir cansada durante el día, claro mientras lleves un plan de alimentación adecuado. De lo contrario, además rendir poco en tu entrenamiento, podrás caer en anemia, osteoporosis o sobre-entrenamiento.

5.- No dejes de correr, aunque estés en tus días. ¿Sabías que las endorfinas que liberamos al correr pueden acabar con tus cólicos? Es un hecho que a veces nos cuesta más trabajo entrenar, y mucho depende de nuestro estado hormonal, sin embargo, te sentirás mucho mejor después de hacer ejercicio que si no haces nada. ¡Que nada te impida correr!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas