¿Ventana metabólica? ¡Que no se te vaya el tren!

Nuestro rendimiento en la carrera puede verse afectado por varias razones, una de ellas es qué tan rápido se recuperan nuestros músculos después de sesiones intensas de entrenamiento o competencias.

Nuestro rendimiento en la carrera puede verse afectado por varias razones, una de ellas es qué tan rápido se recuperan nuestros músculos después de sesiones intensas de entrenamiento o competencias. El factor más importante es la alimentación y hoy hablaremos sobre la famosa ventana metabólica, para que aprendas a aprovecharla y no se te vaya el tren.

PRIMERO, SE NOS ACABA LA GASOLINA

Recordemos que nuestra fuente principal de energía para correr son los hidratos de carbono o carbohidratos, que se almacenan en nuestro cuerpo en forma de glucógeno en músculos y en hígado. Entre más intenso sea el entrenamiento, más utilizaremos nuestras reservas. Por ejemplo, si solotrotamos media hora, a un ritmo suave, “quemamos” grasa. Pero si corremos intervalos en subidas o cuestas, como requerimos más energía, seguramente gastaremosglucógeno.

¿Sabías que cada vez que corres los músculos se dañan? Aunque sea en pequeña cantidad, pero esto nos provoca fatiga e inflamación. Si no te recuperas bien, al otro día que vayas a entrenar te costará más trabajo, y así sucesivamente hasta que llegue el viernes y termines molido, sin poder correr un kilómetro más.

DESPUÉS, RELLENAMOS EL TANQUE: VENTANA METABÓLICA

Está totalmente comprobado que la clave para una buena recuperación, es consumir carbohidratos y proteínas inmediatamente después del ejercicio. Recuerda, el momento en que lo consumes es esencial, aquí no hay de otra.

Terminando de entrenar, el músculo abre la ventana para absorber nutrimentos, es decir, que lo que comas en ese momento, te servirá para recuperarte. Sin embargo, la ventana permanece abierta alrededor de 45 minutos, aunque es más efectiva en los primeros 15. O sea, que entre más pronto comas mejor. De lo contrario, te sentirás cansado durante el día, con sueño y con muchas ganas de comer azúcar, por la falta de azúcar después de tu entrenamiento.

Aquí no importa si te comes un pan blanco con mermelada. Pues lo que tu músculo necesita es azúcar al instante. Si le das una galleta de salvado, debido a la cantidad de fibra, le costará mucho más trabajo a tu cuerpo obtener el azúcar. No es para que te confíes, pero si tienes mucho antojo de algo dulce, como unas galletas o un chocolate, por poner un ejemplo, es mejor consumirlo inmediatamente después del ejercicio, y así no te engordará.

EJEMPLOS DE LO QUE PUEDES CONSUMIR:

•Sándwich de pan blanco con dos rebanadas jamón o media lata de atún.•Licuado con leche de soya, una taza de fresas o un plátano y miel. •Un huevo cocido con dos rebanadas de pan tostado.•Batidos de proteína: sí se pueden utilizar, y son seguros mientras tengas cuidado con la marca y la cantidad. Si tienes dudas, mejor consúltalo con un experto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas