Tiburón a la vista

El buen torneo de los Tiburones Rojos –espectacular si recordamos que ellos juegan en la Tabla del Descenso– no ha pasado desapercibido en varios clubes, pero a nivel directivo.

El buen torneo de los Tiburones Rojos –espectacular si recordamos que ellos juegan en la Tabla del Descenso– no ha pasado desapercibido en varios clubes, pero a nivel directivo. En particular, el chileno Fernando Meneses ha despertado interés de un par de equipos, que ya preguntaron por él y se encontraron con la novedad de que el andino está cedido sólo por un semestre al Veracruz.

Alguna vez seleccionado de La Roja, encontró en el Puerto un buen lugar para repuntar, al cobijo de su compatriota Carlos Reinoso, luego de años sin afianzarse en algún club, principalmente por una disputa legal con la Universidad Católica originada hace tres años, que le llevó incluso a apelar ante la FIFA para obtener un pase provisional (de esos que busca Alan Pulido) y por la cual se vio bloqueado tiempo después. Ahora habrá que ver si la dirigencia jarocha ejerce la opción de compra o deja libre en el mercado a uno de los que pintan como peces apetecibles para el próximo mercado, donde seguramente a su compañero, el delantero Julio Furch, igualmente le saldrán varios pretendientes billetudos.

¡PULIDO, PERDÓNALOS!

Y ya que se me salió hablar de Pulido, les cuento que la Directiva de Tigres no se cansa de decir que tiene ganado el caso contra Alan, pero el tiempo pasa y al ver que el jugador se está saliendo con la suya luego de contratarse con el Levadiakos, y que FIFA le puede dar el pase provisional, los dirigentes felinos ya están preocupados al grado que hicieron contacto con el mundialista (aunque sólo de paseo) para pedirle que lleguen a un arreglo, a lo cual el canterano se negó.

El delantero está harto de lo que considera mentiras de los dirigentes felinos, como aquella de que alguna vez fue a casa del Inge a pedirle perdón, y que según éste lo corrió, cuando en realidad Pulido ni sabe dónde vive el Presidente del club.

AMBRIZ, GALLO DE PELEA

Las despedidas siempre duelen y en Querétaro no fue distinto. Dicen que el que mucho se despide pocas ganas tiene de irse, y eso pasó con Ignacio Ambriz, a quien desde el domingo por la noche le avisaron que no sería más el DT de Gallos Blancos, pero pidió hablar con la Directiva la mañana siguiente tratando de convencerlos de que iba a salvar el barco con todo y Ronaldinho.

Joaquín Beltrán y Arturo Villanueva aceptaron escucharlo, pero la decisión ya estaba tomada.

No obstante, ya de pasadita, Nacho les reprochó el hecho de que en la primera crisis como estratega lo hayan destituido después de que él soportó hasta falta de pagos y todo lo que envolvió al equipo durante los problemas que tuvo Oceanografía, además de pasar por alto los retrasos y "permisos" especiales que los directivos tuvieron con "Dinho".

De ahí que la conferencia de prensa que Joaquín Beltrán daría para anunciar el cese de Ambriz se haya recorrido un par de horas, más allá de los detalles contractuales (entiéndase de dinero) que tuvieron que finiquitar con el entrenador.

Pueden comunicarse conmigo a través de @ToqueFiltrado, el chisme promete estar de maravilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas