Crónica

Fabio Alohr. MEDIO TIEMPO (corresponsal) Estadio Urbano Caldeira (Vila Belmiro), Sao Paulo, Brasil.   Cruz Azul intentará la hazaña de derrotar en Brasil al Santos, favorito para ganar esta...

Fabio Alohr. MEDIO TIEMPO (corresponsal)

Estadio Urbano Caldeira (Vila Belmiro), Sao Paulo, Brasil.

 

Cruz Azul intentará la hazaña de derrotar en Brasil al Santos, favorito para ganar esta edición de la Copa Libertadores.

 

El partido se jugará en el estadio Urbano Caldeira, también conocido como Vila Belmiro, que está ubicado en el poblado de Santos, muy cerca de Sao Paulo y que tiene una capacidad para 25 mil espectadores. Este coloso que fue inaugurado el 12 de octubre de 1916, cuenta entre sus innumerables acontecimientos, ser la cancha donde “O Rei” Pelé, vio su crecimiento como futbolista y donde jugó la mayor parte de su carrera. El Urbano Caldeira fue el primer estadio en el mundo que contó con iluminación artificial para poder jugar de noche. Aquí, en la casa donde Pelé creció y vio sus mejores tiempos, La Máquina buscará eliminar al Santos, el equipo de “O Rei” y ahora hogar de las más prometedoras figuras brasileñas Robinho y Diego.

 

SANTOS:

Santos llega a este partido como el favorito para llevarse la Libertadores 2003, está invicto en el torneo practicando un futbol espectacular y siempre respetuoso de su estilo, manejando la pelota y yendo hacia el frente. Sin embargo, pasar los octavos de final le costó mucho trabajo, jugaron 2 partidos espectaculares y muy parejos contra el Nacional uruguayo en los que quedaron empatados, el primero 4-4 en Uruguay y el segundo 2-2 en Brasil, por lo que tuvo que decidirse todo en penales donde Santos ganó 3-1.

 

El equipo brasileño, sobretodo en su casa, juega muy bien al futbol, manejan la pelota como pocos equipos en el mundo y la habilidad de sus jugadores es impresionante. Su promedio de edad es bajo, pero saben perfectamente como manejar un partido, cuando atacar, cuando enfriar al rival, cuando pegar, etc. Su punto débil, como en todo equipo carioca, es la defensa, pero hay equipos que ni siquiera han tenido la oportunidad de poner esto a prueba, porque nunca lograron arrebatarle la pelota a los virtuosos brasileños.

 

Obviamente los reflectores están sobre Robinho y Diego, pero los brasileños mas o menos mantienen un nivel bastante parejo entre sus jugadores, Alex en la defensa (que además le pega al balón como si trajera una bazuka en lugar de pierna), los desbordes de Elano, Renato en media cancha y Nené acompañando a Robinho al frente son jugadores que destacan también y forman parte de la columna vertebral carioca.

 

CRUZ AZUL:

La Máquina celeste llega totalmente concentrada en superar este duelo de la Libertadores, ha quedado eliminada del torneo local y ya solo le resta vencer al Santos, que es la piedra más grande para llegar a la final, o irse de vacaciones.

 

Los cementeros poseen un equipo muy joven, dinámico, con jugadores que han adquirido mucha confianza y pueden jugarle de tú a tú a cualquiera. Ahí, en la velocidad en media cancha, está la clave para vencer al Santos, con una dinámica constante, los mexicanos pueden evitar el toque mágico de los locales y evitar que los presionen tanto (de todas formas serán presionados) en su zona baja. Si Cruz Azul recupera balones en la mitad del campo, pueden contragolpear a velocidad, como saben y les gusta hacer, tomando mal parada a la defensa.

 

Los cementeros necesitan que la defensa salga concentrada y de buenas y que el “Conejo” salga inspirado, por mejor que jueguen, no podrán evitar que los brasileños tengan mucha llegada, por lo que, un error defensivo les podría costar el partido. En teoría, pese a que Zepeda y A. Galindo siguen un poco tocados, los cementeros podrán contar con plantel completo.

 

EL PARTIDO:

Esperamos un duelo vibrante, de gran nivel y con un ritmo impresionante. Los locales serán los que dominen, de eso no hay duda, intentarán atacar desde el primer segundo y lograrán llegadas de gol sin objeción alguna. Para contrarrestar un poco esto, los cruzazulinos deberán pelear en la media cancha con dinámica y lucha, además de una aplicación y concentración totales, solo así lograrán hacer soportable la presión carioca. Los cementeros estarán esperando atrás para contragolpear a velocidad, sobretodo esperando recuperar balones cuando la formación del equipo local sea en función de ataque y por lo tanta, la defensa esté en desventaja. Será un partido en el que se peleará fuerte, no sobrarán las entradas con todo y ningún balón se dará por perdido. Un espectáculo digno de verse.

 

LOS LOCALES NO GANAN:

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×