HAGAN UN HUEQUITO EN LA VITRINA XENEIZE...SANTOS PERDIÓ EL INVICTO PERO NO...

Hoy hay alguien calculando como apretujar los trofeos de la vitrina de Boca Juniors, para hacerle espacio al de la Copa Libertadores, por si acaso la ventaja de 2-0 conseguida esta noche por el...

Walter González | MEDIO TIEMPOBombonera de Buenos Aires, 26 junio de 2003.

Hoy hay alguien calculando como apretujar los trofeos de la vitrina de Boca Juniors, para hacerle espacio al de la Copa Libertadores, por si acaso la ventaja de 2-0 conseguida esta noche por el equipo argentino contra el otrora invicto Santos de Brasil, puede consumarse en el partido de vuelta, sólo para estar preparados.

Así es, hoy Boca le arrancó el invicto al equipo brasileño, ante una Bombonera repleta, que no paró de cantar nunca y que se ha acostumbrado a que Bianchi les de futbol, orden e inteligencia, se ha acostumbrado también a que la suerte se mantenga de su lado, como hincha Xeneize.

El equipo argentino nunca había derrotado al Santos, pero esta noche planteó un juego inteligente, fue un equipo sólido, que atacó por momentos, y se defendió con rudeza y contragolpeó por otros. Marcelo Delgado, que viajará acabando este certamen al Cruz Azul mexicano, hizo un golazo y la fortuna y el guardavallas carioca le obsequiaron otro como bono especial. De esta forma Boca sacó un justo y buen resultado de un partido complicado, trabado y confuso, pero donde fue superior.

Santos fue fiel a su costumbre de salir a proponer los partidos pese a la condición de visitante, con Diego como el cerebro, ordenó que el lateral Reginaldo Araujo jugara prácticamente como volante ofensivo acompañando a Renato y a Fabiano y en punta quedaron Robinho y Oliveira. Pero Santos, pese a que controló grandes lapsos del encuentro, no pudo meterse al área con claridad y sus gambetas quedaban siempre en deseos.

El partido arrancó con propuestas y claras intenciones de ir al frente por parte de de ambos equipos, sin embargo, los nervios eran muchos y asaltaban tanto a los jóvenes, casi niños jugadores estrellas brasileños, como a los que más experiencia tienen en estas instancias, además, la lluvia y el viento no ayudaban a la claridad del encuentro. Pero llegó minuto 32’, un corner que cobró en corto Marcelo Delgado para Tévez quien se la regresó al “Chelo”, este manejó la pelota con descaro y cuando encontró un espacio disparó apenas afuera del área poniendo la pelota dentro del arco, en el rincón izquierdo, a la derecha del portero Fabio Costa, que se estiró al máximo pero sin poder evitar la anotación. Era el 1-0 para Boca, el gol de ventaja que le permitiría a los locales jugar más cómodos y poder imponer las condiciones. Los últimos 10 minutos de esta primera mitad los argentinos estuvieron cerca de la segunda anotación, pero Tévez se quedó cerca solamente. Al final, Robinho detuvo la respiración de la tribuna cuando se escapó dejando dolores de cintura en los defensores azules, pero disparó por encima y los brasileños solo imaginaron el empate.

En la segunda mitad Santos salió con todo por el empate, intuyendo esto, Bianchi sacó a Barros Schelotto para meter a Villareal, modificando así el 4-3-3 del arranque, acomodando sabiamente a Boca con 2 líneas de 4 y 2 hombres adelante, lo que le permitiría soportar con solidez la andanada carioca y contragolpear con peligro aprovechando los botes rápidos que la pelota daba en la cancha húmeda. Y así fue, los visitantes fueron empujando a su cancha a los argentinos con toque y dinámica, sorteaban la primera línea de 4 pero al llegar al área las incursiones se hacían imposibles y la claridad nunca apareció pese a que los ánimos nunca cayeron. Las faltas y las tarjetas se hicieron recurrentes, primero por parte de la media cancha pampera que quería retomar el control del partido, pero después Boca comenzó a recuperar balones y por ende contragolpear con mucho peligro ante un Santos volcado al frente, por lo que, la defensa carioca ahora fue la que tuvo que recurrir a las faltas de amonestación para evitar la caída de su meta. Hacía el final, al 83’, justo después que Reginaldo Araujo había dejado a Santos con 10 al hacerse amonestar por segunda ocasión cuando el encuentro estaba para cualquiera de los 2 equipos, vino un tiro libre en tres cuartos de cancha desde la izquierda, el “Chelo” Delgado cobró con un centro a la olla pero con dirección al arco, los delanteros y la defensa fueron techados y el balón picó en el área chica dando un bote inesperado y provocando la pifia del arquero Costa y el segundo gol de Boca que cayó como un regalo del cielo.

Así queda la ventaja de Boca, que puede ser definitiva, pero que también le permite a los brasileños pensar en una voltereta. El partido de vuelta será de alarido, una verdadera batalla y, seguramente, Santos preocupará mucho al virtuoso, entregado y afortunado Boca Juniors, que, ya mandó barrer el salón de festejos.

ALINEACIONES:BOCA JUNIORS: 1 Abbondanzieri, 4 Ibarra (amonestado al 16’), 2 Schiavi (amonestado al 65’), 6 Burdisso, 3 Rodríguez, 22 Cascini (amonestado al 67’), 5 Batagglia, 8 Cagna (amonestado al 71’, salió al 89’ por el 21 Cangele), 11 Tévez, 16 M. Delgado, 7 Barros Schelotto (amonestado al 84’, salió al 53 por el 21 Villarreal).

SANTOS: 1 Fabio Costa, 22 Reginaldo (amonestado al 30’, amonestado y expulsado al 82’), 6 Alex (amonestado al 80’), 14 Pereira (amonestado al 17’, salió al 46’ por el 2 André Luis), 3 Léo, 21 Fabiano (salió al 69’ por el 19 Nené), 5 Almeida (amonestado al 77’), 8 Renato, 10 Diego, 7 Robinho, 9 Oiveira.

GOLES:(32’) 1-0 Delgado cobra en corto un corner para Tévez que se la regresa, el “Chelo” se dirige hacia la media luna con la pelota y apenas encuentra un espacio dispara poniendo la pelota pegada al poste izquierdo en relación al ataque de Boca.(83’) 2-0 Delgado cobra un tiro libre desde tres cuartos de cancha desde la izquierda, la pelota era un centro a la olla con dirección a gol, nadie toca la pelota, esta pica alto en el área chica lo que provoca la pifia del portero Costa.

ARBITRAJE:Bastante bueno. Enérgico y oportuno pero sin ser quisquillo, dejando jugar, comprendiendo que en estos partidos se pelea con todo la pelota sin que esto se traduzca en dejar golpear. Las tarjetas a tiempo.

EL JUGADOR DEL PARTIDO:Marcelo Delgado, fue el hombre importante en la delantera boquense ante las apretadas marcas a Schelotto y Tévez. Anotó un gran primer gol y después, logró el segundo al tirar un centro venenoso que fue premiado por la fortuna ante la pifia del portero Costa. Sin duda, EL MEJOR JUGADOR DEL PARTIDO, logró darle a Boca un buena ventaja en un encuentro que estaba trabado como pocos.

LO MEJOR:El ambiente en la tribuna, la gente no paró de cantar todo el partido, verdaderamente impresionante. Ahora la sesión de luces desde una de las cabeceras fue al final del encuentro, a difernecia de otras ocasiones cuando lo hacían en pleno desarrollo del juego y provocaban una nube de humo sobre la cancha. Experiencias cómo estar en la Bombonera bajo estas circunstancias, de verdad hay pocas. Aficiones cómo éstas, menos aún.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×