Octavos de final...Tiembla Rijkaard

El Barcelona, dirigido por Frank Rijkaard, continua sumido en una de las crisis más grandes de los últimos tiempos y  cayó  derrotado con el Levante, lider de la segunda división española, en...
El Barcelona, dirigido por Frank Rijkaard, continua sumido en una de las crisis más grandes de los últimos tiempos y  cayó  derrotado con el Levante, lider de la segunda división española, en partido correspondiente a los octavos de final d
 El Barcelona, dirigido por Frank Rijkaard, continua sumido en una de las crisis más grandes de los últimos tiempos y  cayó  derrotado con el Levante, lider de la segunda división española, en partido correspondiente a los octavos de final d

MEDIOTIEMPO | Redacción8 de enero del 2004

El Barcelona, dirigido por Frank Rijkaard, continua sumido en una de las crisis más grandes de los últimos tiempos y  cayó  derrotado con el Levante, lider de la segunda división española, en partido correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey.

La entidad blaugrana se vio en problemas desde el inicio del encuentro, pues, en la primera jugada  en el área catalana, el árbitro decretó un penalti a favor del cuadro local, luego de un empujón de Pujol a Aganzo. El tiro desde los once pasos fue bien cobrado por Rivera, quien de esa forma abrió el marcador. Después de la anotación,  Levante se limitó a esperar en propio terreno y a buscar la posibilidad del contragolpe; mientras tanto,  los culés tocaban de manera intrascendente la pelota; el poder en la artillería de la institución visitante se limitaba a los esfuerzos individuales de Ronaldinho. A mediados del primer tiempo, Rijkaard adelantó a Rafael Márquez a la media de contención, siendo Cocu el encargado de pasar a la central. Sin embargo, la modificación no dio resultado y la tónica del encuentro siguió sin modificarse. La parte inicial culminó con la ventaja parcial para  el conjunto de la división de ascenso.

En el segundo tiempo, se produjeron una enorme cantidad de oportunidades; entre ellas, un buen cabezazo de Rafael Márquez que fue a incrustarse en el poste. Pese a los intentos del Barcelona, el marcador terminó siendo favorable para los de casa.

Con este resultado, la situación de Rijkaard al frente de los culés es cada vez más comprometida. La paciencia que ha mostrado la directiva podría terminarse en cualquier momento.(mt)

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×