Estadio Jalisco...Especial de Aniversario

El estadio Jalisco, templo del futbol mundial y casa del equipo más popular del balompié mexicano, está cumpliendo 44 años de vida, 16 mil 60 días de ser testigo de las más grandes gestas...
El estadio Jalisco, templo del futbol mundial y casa del equipo más popular del balompié mexicano, está cumpliendo 44 años de vida, 16 mil 60 días de ser testigo de las más grandes gestas balompédicas. Inaugurado el 31 de enero de 1960 por el Li
 El estadio Jalisco, templo del futbol mundial y casa del equipo más popular del balompié mexicano, está cumpliendo 44 años de vida, 16 mil 60 días de ser testigo de las más grandes gestas balompédicas. Inaugurado el 31 de enero de 1960 por el Li

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO29 de enero del 2004

El estadio Jalisco, templo del futbol mundial y casa del equipo más popular del balompié mexicano, está cumpliendo 44 años de vida, 16 mil 60 días de ser testigo de las más grandes gestas balompédicas. Inaugurado el 31 de enero de 1960 por el Lic. Jaime Torres Bodet, que asistió en representación del presidente Adolfo López Mateos, el Coloso de la Colonia Independencia abrió sus puertas para recibir el Primer Pentagonal de Occidente, en el que participaron los tres equipos locales: Atlas, Guadalajara  y el Club Oro, además del San Lorenzo de Almagro de Argentina y el Sao Paulo de Brasil. El orgullo de ser los primeros en pisar el césped sagrado de una cancha que comenzaba a escribir su propia historia correspondió a los Rojinegros del Atlas y al San Lorenzo, en un partido que no alcanzó a cubrir las expectativas y que terminó con la victoria de la escuadra pampera por dos goles a cero, siendo Norberto Boggio el encargado de grabar su nombre con letras de oro al realizar la primera anotación en el naciente recinto.

Meses más tarde, el Jalisco fue escenario de grandes alegrías para el Guadalajara y su afición. En diciembre de 1960, el “Rebaño” venció al Toluca y obtuvo la tercera corona de forma consecutiva y la cuarta de su historia. La época victoriosa de las Chivas se extendió hasta finales de la década, cuando, en 1969, consiguieron el octavo título, cerrando así una época llena de prosperidad para la entidad jalisciense.

En 1968, fue subsede de los Juegos Olímpicos, albergando seis encuentros de la primera ronda, el partido de cuartos de final entre Hungría y Guatemala y la semifinal México-Bulgaria, en la que la escuadra nacional fue eliminada, teniendo que conformarse con el cuarto sitio y siendo una decepción total para la población mexicana. Un año más tarde, se empezaron las obras de ampliación, a fin de que luciera sus mejores galas para la Copa Mundial México 1970,  certamen en el que fue hogar de Rumania, Checoslovaquia, Inglaterra y la increíble selección de Brasil, entre cuyas figuras se encontraba el jugador más grande de todos los tiempos: el rey Pelé, quien inundó de magia y felicidad los ojos de miles de asistentes en el pletórico estadio y de millones de personas que seguían las acciones por los distintos medios de comunicación. Al año siguiente, en 1971, albergó el Mundial Femenil de Futbol, en el que las representantes de México alcanzaron el subcampeonato, perdiendo la final frente a Dinamarca.

En 1983, fungió como subsede del Campeonato Juvenil, recibiendo cuatro cotejos de la primera fase, uno de los cuartos de final y el enfrentamiento por el tercer sitio entre Polonia y la República de Corea, resultando ganador el conjunto europeo.

El Estadio Jalisco volvió a saborear las mieles de una Copa del Mundo en 1986, cuando abrigó a los participantes del Grupo D, sector en el que se localizaban España, Argelia, Irlanda del Norte y el eterno enamorado del Jalisco: Brasil, que sería sorpresivamente eliminado en los cuartos de final ante Francia, en un cotejo que, para no variar, se llevó a cabo en el recinto de la Colonia Independencia. En las semifinales, los jaliscienses tuvieron oportunidad de ver la contienda entre Francia y Alemania, equipo que terminaría cayendo ante la Argentina de Diego Armando Maradona en la final celebrada en el Estadio Azteca.

En 1987, el Jalisco vivió una nueva coronación del Guadalajara, siendo el refugio de setenta mil personas que vibraron con la gloria rojiblanca. A partir de ese momento, las alegrías desaparecieron; ninguno de sus ocupantes lograba llegar a la cúspide y los eventos internacionales de relevancia no se hicieron presentes. Sería hasta 1997 cuando volvió a ser testigo de la coronación de las Chivas, que dieron un impresionante partido ante Toros Neza, institución a la que no le quedó más que conformarse con el subcampeonato. Un año después, en 1998, vivió la pasión y el calor del futbol sudamericano al ser sede del Guadalajara en sus juegos como local dentro de la Copa Libertadores. En los últimos meses de ese año, se llevó a cabo la primera remodelación del Estadio, buscando que los participantes de la Copa FIFA Confederaciones se sintieran satisfechos con el estado del terreno de juego y con el ambiente desde las tribunas. En este certamen, el Jalisco fue sede de Estados Unidos, Alemania, Nueva Zelanda y Brasil, que, por cierto, prescindió de sus jugadores estelares para abrir paso a las jóvenes promesas.

En la actualidad, es la sede del Guadalajara y de los Rojinegros del Atlas. Además, se prepara para albergar la eliminatoria que servirá para definir a los representantes de CONCACAF en los Juegos Olímpicos de Atenas.

El Estadio Jalisco, monumento del deporte nacional, se mantiene en el gusto del público mexicano. Su agradable estructura, sumada a las implementaciones que se han ido realizando con el paso del tiempo, lo convierten en un verdadero símbolo del futbol nacional. En esta época, en la que la tecnología ha rebasado a la historia y a la tradición, es de resaltar la existencia de un recinto que ha sido pisado por los más grandes del balompié; sobre su césped, han desfilado las piernas de hombres que han sido parte fundamental de la existencia del deporte más hermoso del mundo; casos como el de Michel Platini, Pelé, Rivelino, Tostao, Banks, Charlton, Sócrates y Butragueño, entre otros, son recuerdos imborrables que aún se respiran al asistir al Coloso de la Colonia Independencia.

CEREMONIA INAUGURAL31 DE ENERO DE 1960Estadio Jalisco

El acto de Inauguración del estadio Jalisco inició con el desfile de jóvenes deportistas vestidos con la camiseta de los demás participantes en la primera división del futbol mexicano, simbolizando la presencia de dichas instituciones en el acontecimiento del momento. Posteriormente, aparecieron los integrantes de la selección Jalisco, quienes despertaron la algarabía del público, sin que a los presentes les importará el observar la evidente decadencia de sus ídolos. Mientras tanto, en el cielo se podían observar papeles lanzados por los aviones de la Escuela de Aviación, los cuales realizaban maniobras espectaculares, ganándose el aplauso de los miles de asistentes al bello recinto. A las once horas con quince minutos, Jaime Torres Bodet, Secretario de Educación Publica, en representación del presidente Adolfo López Mateos, se encargo de declarar oficialmente inaugurado el Estadio Jalisco, en un momento que quedó grabado para la eternidad. El protocolo finalizó con una ceremonia cívica, en la que se honró a la bandera nacional y se entonó el himno nacional mexicano. El tiempo de la patada inicial había llegado.

PARTIDO INAUGURALATLAS VS SAN LORENZO DE ALMAGROESTADIO JALISCOLos Rojinegros del Atlas, dirigidos por Eduardo Valdatti, alinearon con los siguientes hombres: Marcelo; Solis, Jáuregui y Farfán; Pablo Flores y Zárate; “Coruco” Díaz, Cisneros, González, el “Pistache” Torres y Valdés. San Lorenzo, por su parte, salió al terreno de juego con Carrillo; Castillo, Cancino e Iñigo; Reynoso y Ferro; Benítez, Ruíz, Sanfilippo, Norberto Boggie y Laliana.

En los primeros minutos del encuentro, los Rojinegros tomaron la batuta del encuentro y buscaron vencer la muralla impuesta por los jugadores argentinos. En el minuto seis de acción, los atlistas tejen una excelente jugada que fue acompañada por un pésimo disparo, el cual terminó en las alturas. La presión de la escuadra local permaneció, sin que esto pudiera reflejarse en el marcador: a los 21 minutos, un disparo de Flores es atrapado sin grandes problemas por Carrillo. La presión del Atlas se debía, en gran parte, a que el San Lorenzo así lo deseaba, pues venía de tener constante actividad y conocía su capacidad para hacer daño en los espacios largos. A los treinta y un minutos, el “Pistache Torres dispara de buena forma, pero el arquero visitante se mantiene sereno y atrapa el esférico. Al tiempo que las manecillas del reloj aumentaban, los integrantes de la escuadra mexicana no sabían definir y hasta se veían temerosos de hacer la jugada grande, cayendo en los pases laterales y en la improductividad que eso significa. Cuando todo hacia indicar que los primeros cuarenta y cinco minutos de futbol en el Estadio Jalisco iban a culminar con la igualada a cero goles, Norberto Boggio aprovechó un desconcierto defensivo,  condujo el balón y sacó un disparo que venció a Marcelino por el ángulo izquierdo, convirtiendo una anotación que pasaría a la historia del Coloso de la Colonia Independencia y a la del futbol mexicano. De esta forma, concluyó la primera mitad.

En la segunda parte, los jugadores del Atlas demostraron que no se encontraban bien físicamente y carecieron de recursos para hacerle daño al conjunto argentino. Sin embargo, la escuadra mexicana fue la primera en atacar, pues, apenas al minuto 46, Flores realiza un tiro peligroso que se va por arriba del arco defendido por Carrillo. A los cincuenta y ocho minutos, los pamperos estuvieron a un paso de lograr la igualada, pero Farfán sacó sobre la línea de meta el peligrosísimo disparo de Ruiz, impidiendo que la suerte del partido quedara sellada. A los sesenta y dos, un buen pase de Ferro, acompañada de una excelente acción de Sanfilippo, que venció a Marcelino con disparo cruzado, decretó el segundo y último tanto de la histórica tarde. En los instantes restantes, San Lorenzo comenzó a burlarse del rival; las jugadas de fantasía y el espectáculo de Sanfilippo no se hicieron esperar, despertando, en pequeña proporción, a los aficionados. Felipe Buergo, árbitro central del cotejo, dio el silbatazo final.

TABLA FINAL DEL PRIMER PENTAGONAL DE OCCIDENTE Equipo JJ JG JE JP GF GC DIF PTS Sao Paulo 4 2 2 0 12 2 10 6 San Lorenzo 4 2 2 0 6 3 3 6 Atlas 4 2 1 1 6 3 3 5 Chivas 4 1 1 2 3 11 -8 3 Oro 4 0 0 4 1 9 -8 0

“Es motivo de orgullo para mi, representar al Lic. Adolfo López Mateos, para declarar inaugurado este Estadio en su nombre y felicitar a todo el pueblo jalisciense por esta obra de gran realización”(Jaime Torres Bodet, en el acto inaugural)

Para cualquier comentario o sugerencia, favor de escribir a: mcabrera@mediotiempo.com (mt)

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×