Linda despedida al "Pibe" Valderrama

Una auténtica lluvia de goles, cargados de profunda nostalgia, marcaron el partido de despedida del estelar volante colombiano Carlos "Pibe" Valderrama, realizado hoy en la ciudad caribeña de...
 Una auténtica lluvia de goles, cargados de profunda nostalgia, marcaron el partido de despedida del estelar volante colombiano Carlos "Pibe" Valderrama, realizado hoy en la ciudad caribeña de Barranquilla.

MEDIOTIEMPO | AgenciasBarranquilla, Colombia. 1 de Febrero de 2004

Una auténtica lluvia de goles, cargados de profunda nostalgia, marcaron el partido de despedida del estelar volante colombiano Carlos "Pibe" Valderrama, realizado hoy en la ciudad caribeña de Barranquilla.

El encuentro, entre los amigos colombianos del "Pibe", contra las estrellas latinoamericanas que llegaron a Colombia para expresar su admiración y respeto por el jugador de larga cabellera dorada y enroscada, terminó 3-3.

Desde horas antes de que el árbitro colombiano Jesús Díaz iniciara oficialmente el juego, múltiples homenajes se ofrecieron a quien ya es considerado "el eterno capitán" de la selección Colombia, a la que condujo en los mundiales de 1990, 1994 y 1998.

El trámite del partido tuvo poca técnica pero, en cambio, sobró la amistad, la entrega, los frecuentes aplausos a quien durante varios años llevó el número 10 de Colombia y uno que otro chispazo de estilo de los jugadores, en su mayoría retirados.

El primer gol lo marcaron los colombianos, en el minuto 16, por intermedio de Wilson Pérez, quien de media distancia remató un balón cruzado y potente, que venció al arquero paraguayo José Luis Chilavert.

Al minuto 24 llegó el gol del empate, por intermedio del peruano José Soto, quien aprovechó un rechazo deficiente del arquero local José María Pazzo y envió sin dificultad al fondo de la red.

A los 32 minutos los locales volvieron a tomar la delantera, mediante un elegante gol del delantero Iván René Valenciano, con lo cual puso fin a varios años de sequía frente al arco de Chilavert, quien en medio de la camaradería le dio un fuerte abrazo.

Cuatro minutos después el juez Díaz sancionó una pena máxima a favor de los colombianos, por una falta dudosa contra el "Pibe", quien cobró fuerte pero el balón le pegó en el palo vertical.

El balón volvió a la cancha y lo tomó el famoso cantante colombiano Carlos Vives, gran amigo del "Pibe" y eterno aficionado al fútbol, quien levantó el balón por encima del travesaño, cuando Chilavert parecía vencido.

A los 39 minutos los amigos extranjeros de Valderrama volvieron a empatar mediante gol del argentino Alonso "Beto" Acosta, tras un pase del chileno Iván Zamorano, recientemente retirado, pero el mejor de los visitantes al lado del uruguayo Enzo Francescolli.

En el segundo tiempo el técnico invitado para dirigir a los colombianos, el actual seleccionador de Ecuador, Hernán Darío "Bolillo" Gómez, cambió a casi todo su equipo para dar oportunidad a que todos los invitados entraran al campo de juego.

En el minuto 52 los locales otra vez se colocaron en ventaja con gol de Adolfo "Tren" Valencia, luego de un pase profundo y preciso de Valderrama, quien demostró que pese a su retiro aún tiene enorme talento.

En el minuto 68 fue trabado dentro del área el mexicano Jorge Campos, quien participó en el partido como delantero, ante lo cual el árbitro Jesús Díaz, ya retirado del futbol activo, sancionó con tiro penal.

En medio de simpáticos reclamos, llenos de risas, el chileno Iván Zamorano decidió "sacarle la tarjeta roja" a Díaz porque no le dejó cobrar, honor que quedó en Chilavert, pero este levantó demasiado el balón y perdió la opción del empate.

Desde las tribunas, otros jugadores activos y retirados que llegaron a Barranquilla para acompañar a Valderrama, como el afamado argentino Diego Armando Maradona, aplaudían el espectáculo e incrementaban el tono de alegría reinante.

El 3-3 definitivo se produjo a los 72 minutos Jáurequi estrelló un balón en el arco, él mismo tomó el rebote y venció al arquero local Eduardo Niño, retirado el año pasado por problemas cardiacos.

A los 76 minutos del encuentro, el "Pibe", que a esa altura jugaba con la camiseta de la selección Colombia, fue reemplazado en el campo de juego por su hijo mayor Alan Valderrama.

El momento se convirtió en el más emotivo de la jornada, pues sobraron lágrimas, abrazos, música, juegos pirotécnicos y aplausos permanentes, mientras el "Pibe" besaba con orgullo la camiseta colombiana y agradecía las muestras de aprecio.

El partido se jugó cuatro minutos más, pero el árbitro decidió concluirlo en forma anticipada, pues la atención se centró en el jugador homenajeado, quien debutó en el futbol profesional el 15 de marzo de 1981.

Los 48 mil hinchas que coparon la gradería del Estadio Metropolitano de Barranquilla, sede del encuentro, se mantuvieron durante varios minutos después de terminado el cotejo, agradeciendo a Valderrama su entrega por la selección.

Luego de una vuelta olímpica y de muchos abrazos más, el espectáculo terminó en el estadio, pero siguió en un club social, donde se esperaba una larga fiesta para el "Pibe" y todos sus invitados. [ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×