En capilla, Scolari, técnico de Portugal y Carrasco, estratega de Uruguay

La presión para los técnicos de Portugal y Uruguay está creciendo demasiado, ambos estrategas no han podido entregar nuevos resultados y, separados por miles de kilómetros de distancia, viven las...
 La presión para los técnicos de Portugal y Uruguay está creciendo demasiado, ambos estrategas no han podido entregar nuevos resultados y, separados por miles de kilómetros de distancia, viven las mismas tensiones.

MEDIOTIEMPO | Redacción2 de Abril de 2004

La presión para los técnicos de Portugal y Uruguay está creciendo demasiado, ambos estrategas no han podido entregar nuevos resultados y, separados por miles de kilómetros de distancia, viven las mismas tensiones.

PORTUGAL SE DESESPERA

Luis Felipe Scolari “Felipao” ha causado descontento al frente de la Selección Portuguesa a sólo 2 meses de arrancar la Eurocopa 2004 en la que los lusos serán locales, lo que representa una buena oportunidad para luchar fuertemente por ser campeones.

Esta situación se ha agravado después de la derrota de esta semana 1-2 ante Italia y, con esto, desde la llegada de Scolari desde hace poco más de un año, los portugueses no han podido derrotar a ninguno de los equipos que jugarán la Euro 2004 a los que han enfrentado.

Incluso, el pasado 1 de Abril, un día en que, al estilo del día de los inocentes en México se hacen bromas en todos ámbitos, incluso en la prensa, un periódico local publicó la noticia de que Scolari había dejado la Selección, muchos se lo creyeron y algunos hasta se alegraron, pero después se supo que era sólo una “inocentada”.

Sin embargo, el ambiente se está calentando mucho y la gente parece no estar dispuesta a dejar pasar la oportunidad de tener un gran papel en le Euro 2004, jugando como local y con jugadores de gran nivel.

En contraparte, en Brasil algunos medios comienzan a preocuparse por la falta de gol de la Selección carioca, extrañando la contundencia de las épocas de “Felipao” Scolari.

CARRASCO CAUSÓ IRA

Juan Ramón Carrasco está prácticamente con un pie fuera del selectivo charrúa después de la desastrosa derrota 0-3 que sufrió Uruguay ante Venezuela en el mismísimo estadio Centenario dentro de la Fecha 5 de las Eliminatorias para el Mundial de 2006, algo que causó ira e indignación y fue calificado como el Centenarzazo por la prensa de aquél país.

Incluso, en algunos medios se ha comenzado a manejar algunos posibles sustitutos, han sonado Sergio Marcarían, Oscar Tabárez, Jorge Fossati y Gregorio Pérez, todos ellos uruguayos y al brasileño Wanderley Luxemburgo.

En Uruguay se ha hablado mucho acerca de los movimientos que hizo el técnico durante el encuentro, han maldecido los cambios y el parado del equipo. El propio técnico se ha echado la soga al cuello al no presentarse en las conferencias de prensa después de los partidos, criticando a jugadores que el mismo convocó y, para colmo, se dio el lujo de prometer 18 llegadas al arco y al menos 6 oportunidades claras de gol para el partido ante Venezuela, algo que nunca ocurrió.

O la declaración “yo me veo en el Mundial sorprendiendo a todos y que digan: ¿este es Uruguay?, si antes jugaban al pelotazo…

El coraje y la indignación son mayúsculos, por lo que, se espera que la cabeza del desafortunado técnico ruede pronto. El comienzo del fin fue en el pasado Preolímpico, donde los charrúas quedaron fuera de Atenas 2004 sin poder ganar siquiera un encuentro.

El propio Presidente de la Asociación Uruguaya de Futbol, Eugenio Figueredo no ha negado que estén pensando en quitar a Carrasco. Ha dicho sólo que no quería tomar decisiones “en caliente” y que hay tiempo suficiente hasta el próximo partido para pensar en nombrar un nuevo estratega.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×