La Directiva anuncia que desaparecen las barras americanistas...Los...

Javier Pérez Teuffer, Presidente del equipo de futbol América, mencionó que acatarán jugar a puerta cerrada su primer partido de liguilla en el Estadio Azteca y la multa de dos millones de pesos...
 Javier Pérez Teuffer, Presidente del equipo de futbol América, mencionó que acatarán jugar a puerta cerrada su primer partido de liguilla en el Estadio Azteca y la multa de dos millones de pesos por el incidente del pasado martes.

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Mayo de 2004

Javier Pérez Teuffer, Presidente del equipo de futbol América, mencionó que acatarán jugar a puerta cerrada su primer partido de liguilla en el Estadio Azteca y la multa de dos millones de pesos por el incidente del pasado martes.

Señaló que la multa económica de dos millones de pesos será dividida entre siete jugadores y un elemento del cuerpo técnico por su participación en la bronca al término del partido de los octavos de final de la Copa Libertadores contra Sao Caetano de Brasil.

Además, anunció que los grupos de animación conocidos como barras (Monumental, Disturbio y Kaoz) desaparecerán para conformar una porra que se llamará "La nación azulcrema", a cuyos integrantes se les hará entregará una credencial y así tener mayor control sobre ellos.

Cuauhtémoc Blanco, Germán Villa, Jesús Mendoza, Duilio Davino, el colombiano Frankie Oviedo, el argentino Hugo Norberto Castillo y el chileno Reinaldo Navia, junto a Alejandro Amaya, integrante del cuerpo técnico, pagarán en partes iguales la multa impuesta por la directiva del club.

En el caso particular de Blanco, afirmó que la multa fue acompañada de un regaño, "y en esa conversación habla de muchas cosas. Entonces para mi Cuauhtémoc Blanco, el mejor jugador mexicano, está arrepentido de lo que pasó porque quien no ha jugado una cascararita y no se ha calentado".

Pérez Teuffer ofreció una conferencia de prensa junto con Cuauhtémoc Blanco y algunos representantes de sus grupos de animación, pero el único que respondió a las preguntas de los reporteros fue el jerarca azulcrema.

Mientras que el atacante se limitó a decir "todos estamos apenados por lo que pasó el martes, sabemos que esto no debe pasar", y se retiró del lugar.

El ex líder de la Monumental, representado por Arturo Quintero, ofreció disculpas, pues admitió que proyectaron no sólo en México sino en el mundo una mala imagen del país y aseguró que se ordenarán y sólo permitirán la participación de gente que realmente quiera al equipo.

"Estamos aquí para ofrecer una disculpa pública por los hechos que se suscitaron el martes tras el partido contra São Caetano, en donde la pasión se desbordó un poco más de lo debido y ofrecemos una disculpa a la afición".

Afirmó que en una decisión conjunta con la directiva "vamos a manejarnos ahora a través de una credencialización, estamos totalmente de acuerdo. Nosotros vamos a ir al estadio, pero nostros vamos a ser nuestra propia seguridad, nuestros propios policías, invitamos a la gente a que siga asistiendo a los estadios".

El jerarca del conjunto de Coapa admitió que las sanciones impuestas afectan como la multa de 800 días de salario mínimo que le aplicó la Delegación Coyoacán, así como jugar su primer partido de liguilla a puerta cerrada, "pero es lo menos importante".

Reiteró que para ese encuentro no buscarán una sede alterna y que obviamente todo lo que se ha suscitado ha afectado al grupo de jugadores por lo que espera que haya repechaje para tener una semana más de descanso y que puedan concentrarse otra vez en el futbol.

En cuanto a que Alberto de la Torre, presidente de la FMF, dijo que el choque tenía que ser sólo sancionado por la CONMEBOL, manifestó: "hay que tomar la responsabilidad que uno tiene y acatarla, de un hecho tan negativo tenemos que sacarle lo positivo".

Por otro lado, el directivo aseveró que "han tenido comunicación con la gente de la CONMEBOL, a través de Luis Roberto Alves "Zague", Director Deportivo del club, con la del São Caetano, que de hecho nos mandaron una carta donde nos agradecen como nos comportamos, y en la que lamentan los hechos".

Para Pérez Teuffer, no sólo América sino todo el futbol mexicano pagará factura, "y ahora lo tenemos que capitalizar en algo positivo para que la medida tomada nos de la oportunidad de corregir los errores y demostrar que somos gente seria y de paz".

Era necesario tomar medidas como las que ya se anunciaron, dijo Pérez Teuffer, "decisiones de fondo y de forma sin pensar en mi puesto, tengo que pensar en el respeto y amor que le tengo al club América".

JUGADORES

Jugadores del América como Jesús Mendoza y Guillermo Ochoa opinaron que la sanción impuesta al club por la Delegación Coyoacán, de disputar a puerta cerrada su siguiente partido en casa, afectará al equipo, pero se debe acatar.

Mendoza admitió que liarse a golpes contra elementos del club brasileño São Caetano estuvo mal, el pasado martes en el Estadio Azteca dentro de los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2004.

"Es cierto que no tenemos la culpa en América totalmente, pero participamos y asumimos la responsabilidad. Ellos se burlaron y por eso algunos compañeros reaccionamos así", dijo.

Apuntó que el apoyo que brindan "los seguidores a cualquier club durante un partido es sumamente importante. Aunque ellos no juegan, pero se necesita el apoyo de la gente, y ahora no queda otra cosa más que aceptar el castigo y ver lo que viene".

Para el jugador de las Águilas ya sólo queda "acatar, entrenar y buscar ganar el partido de mañana" ante el Puebla, que recibirá al América en el Estadio Cuauhtémoc en la jornada 19 y última de la fase regular del Campeonato Clausura 2004.

Mendoza dijo esperar que la sanción de jugar a puerta cerrada, en el primer compromiso del América como local en la liguilla por el título de este torneo, hasta que la directiva y el Estadio Azteca garanticen la seguridad de los asistentes, tal como ordenó el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard, sea para bien.

"Ojalá que sirva para eso, que si ya se está perjudicando al club cerrando el estadio, ojalá sea para bien y se mejoren todas esas situaciones", estableció.

Lamentó que algunos seguidores se metieran a la bronca, "aunque creo que ellos sólo querían defender a su equipo, a lo mejor de una mala manera".

"Pero lo bueno es que no hubo cuestiones que lamentar. Sólo hay que pedir más calma, y a nosotros no volver a caer en ese tipo de provocaciones y no protagonizar peleas como el martes pasado", añadió.

Respecto al castigo que aplicará la directiva, que consiste en el pago de dos millones de pesos repartido entre ocho elementos -siete jugadores y un integrante del cuerpo técnico, incluido él- , Mendoza indicó:

"Así como estuvimos tirando golpes y separando jugadores, así también las sanciones que vengan tendrán que ser aceptadas, no hay nada que hablar."

El joven portero Guillermo Ochoa calificó como lamentable que el América deba jugar a puerta cerrada su primer partido de la próxima liguilla.

"Es una lástima que se tome esa decisión porque la liguilla es una fiesta y es un partido que todo mundo le gustaría ver y estar en él", dijo.

El arquero de las Águilas del América consideró que "tenemos que aprender de esto para que no vuelva a suceder".

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×