Una historia de pasión

Todo comenzó en el año 1960, cuando se disputó en Francia la primera de las ediciones. En aquella ocasión llegaron a la final los equipos de Yugoslavia y de la U.R.S.S., pero sería la Unión...

Marcos Lema | MEDIOTIEMPO ESPAÑA31 de mayo de 2004Se acerca una nueva edición de la Eurocopa, que este año se celebrará en Portugal. Con motivo de este evento, todo el continente europeo se paralizará para asistir a una de las competiciones futbolísticas más apasionantes y de mayor nivel en el mundo.

Todo comenzó en el año 1960, cuando se disputó en Francia la primera de las ediciones. En aquella ocasión llegaron a la final los equipos de Yugoslavia y de la U.R.S.S., pero sería la Unión Soviética la que se adjudicara su primera y única copa hasta el momento, gracias a la grandísima actuación del mítico portero Lev Yasin, más conocido como la “araña negra”.

Cuatro años más tarde, en 1964, la Eurocopa se celebraría en España. Este factor fue clave para que la selección de este país consiguiera lo que es hasta ahora su único título internacional. La final española no estuvo exenta de polémica, dado que España se enfrentaba a la U.R.S.S. y el general Franco no gustaba de darle el título a este país por motivos políticos.

Ya en el año 1968, la competición aumentó el número de participantes. Como en la  anterior (la de 1964), sería la selección anfitriona (Italia) la que conseguiría el título.  En 1972 aparece el gran campeón de la historia de la Eurocopa: Alemania Federal o la RFA. Su primera conquista fue en Bélgica en este mismo año de 1972, en una final histórica disputada en el estadio de Heysel contra la U.R.S.S. Años más tarde, a mediados de la década de los setenta, se disputa la quinta Copa Europea, en Yugoslavia. Corría el año 1976 y serían los checoslovacos los que entrarían en la historia al ganarle a la RFA la final celebrada en los Balcanes.

En 1980, como había ocurrido en 1968, se vuelve a disputar la competición en el país transalpino. Esta vez la RFA conseguiría su segundo título europeo de selecciones al imponerse 2-1 a Bélgica en el estadio Olímpico de Roma. Cuatro años más tarde, en  1984, la Eurocopa volvería al territorio que le vio nacer. El país galo acogió una vez más el torneo y vería con gran satisfacción como su equipo nacional conseguía su primera copa. Las siguientes citas quedarán para la historia, como la victoria de Holanda en 1988, la sorpresa de Dinamarca al ganar (con gran actuación de Laudrup) la Eurocopa de 1992 en Suecia, la consagración de Alemania como gran campeona al llevarse la copa de 1996 en tierras inglesas o la victoria de Francia sobre Italia en la última edición celebrada hasta el momento, que se disputó en Holanda y Bélgica en el pasado año 2000.

Así se presenta la Eurocopa 2004 de Portugal, con la esperanza de ver en acción a las potencias europeas del fútbol y a sus jugadores, que militan en las mejores ligas del mundo.

A partir de este momento, y conforme se vaya acercando la celebración de esta justa, estaré en contacto con ustedes para hacerles saber los pormenores de la competencia. Reciban un cordial saludo desde A Coruña, España.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×