Llega el Rebaño a la Ciudad de México esquivando a su afición

Unas cien personas, en su mayoría niños ataviados con la playera rojiblanca, se quedaron "vestidos y alborotados", ya que sus ídolos entraron por otro lugar del hotel, en el sur de la ciudad,...
 Unas cien personas, en su mayoría niños ataviados con la playera rojiblanca, se quedaron "vestidos y alborotados", ya que sus ídolos entraron por otro lugar del hotel, en el sur de la ciudad, donde se hospedará el equipo Guadalajara.

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Junio de 2004

Unas cien personas, en su mayoría niños ataviados con la playera rojiblanca, se quedaron "vestidos y alborotados", ya que sus ídolos entraron por otro lugar del hotel, en el sur de la ciudad, donde se hospedará el equipo Guadalajara.

Muchas de esas personas estaban desde las 13:00 horas apostadas a las afueras del hotel a la espera del arribo de su equipo, que mañana disputará la final del futbol mexicano contra Pumas de la UNAM en el Estadio Olímpico Universitario.

Sin información concreta sobre la llegada del conjunto tapatío a esta ciudad, pues en principio se habló que llegarían en avión privado a Toluca, Estado de México, los fieles seguidores del "Rebaño Sagrado" comenzaron a llegar al hotel pasado el mediodía.

Poco a poco el número de seguidores se incrementó y con gritos de "te queremos Chivas", y "Chivas, Chivas", comenzaban a apoyar a su escuadra a unas horas del encuentro contra el conjunto universitario.

Entre esas personas se encontraba la familia Vilchis, de siete integrantes, con pancartas con frases como "Vamos por el título", "Chivas será campeón" y "Chivas no te quedes en Televisa".

Al filo de las 17:45 horas arribó el convoy con el conjunto tapatío, cuyo autobús fue escoltado por 12 elementos de apoyo vial del Gobierno del Distrito Federal procedentes del hangar presidencial del aeropuerto capitalino, y según informes el trayecto se realizó sin novedad.

A su llegada al hotel sede, mientras los aficionados preparaban cámaras y la libretas para los autográfos, así como porras, el autobús se detuvo a unos metros para planear la entrada por otra zona.

El camión gris que transportaba a Chivas siguió de frente y entró por un costado del hotel, y solamente por las ventanillas los jugadores saludaron a sus fanáticos, que se quedaron con las ganas de tener contacto con ellos. [ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×